cine-y-tv

Jennifer Aniston: “Todos buscamos la verdad”

Metro charló con la actriz estadounidense sobre la segunda temporada de The Morning Show. Producida por Jennifer Aniston y Reese Witherspoon, la serie dramática cuenta con Steve Carell, Billy Crudup, Mark Duplass y Marcia Gay Harden.

Jennifer Aniston y Reese Witherspoon

Tras los explosivos acontecimientos de la última temporada, la premiada serie de Apple TV The Morning Show regresó con Alex Levy, brillantemente interpretada por Jennifer Aniston, y Bradley Jackson (Reese Witherspoon) continuando la lucha en la sala de redacción en torno al #MeToo, COVID-19 y otros temas. Metro habló con la actriz y productora de 52 años para saber más.

P: ¿Siente la serie las olas del #MeToo y el COVID-19 en la sala de guionistas?

- Da muchos giros y básicamente estamos lidiando con muchas repercusiones de lo que la primera temporada nos entregó. Ves las luchas, los marginados, la cultura de la cancelación. Todo el mundo camina con su propia culpa por lo que ha permitido o no ha permitido que ocurra. Hay mucho naufragio de uno mismo y definitivamente se vuelve picante. Fue divertido crear un nuevo programa en tiempo real mientras observamos cómo el mundo aprende una nueva normalidad y esperamos retratarlo con la mayor honestidad posible. Así que fue mucha responsabilidad, pero emocionante al mismo tiempo.

P: ¿Qué tiene de especial este programa?

- Abordamos los problemas de frente y aireamos las conversaciones que tienen lugar a puerta cerrada; las conversaciones que la gente no siente que pueda decir en voz alta porque será marginada inmediatamente. Creo que retratamos más las zonas grises en lugar de los blancos y negros que el mundo puede poner a veces sobre la gente.

Jennifer Aniston

P: Háblenos de su experiencia durante la pandemia de COVID-19.

- Me afectó mucho y creo que a Reese también. Ya habíamos rodado la primera parte de la serie antes de la pandemia y luego la cerramos y se reescribió la serie para incorporar el COVID-19. Así que hacer la serie y crearla mientras estábamos en una pandemia, manteniendo todos los protocolos y teniendo interminables reuniones de Zoom con nuestro increíble equipo de epidemiología, fue mucho. Lo principal era la seguridad de todos. Costó un poco adaptarse y, después, como todo, se convirtió en algo muy normal. Esperemos que no sea normal durante mucho más tiempo. Pero lo superamos y creo que hicimos un muy buen espectáculo.

P: Muchas cosas están cambiando en nuestra sociedad y en Hollywood.

- Creo que en nuestra cultura nunca ha habido un momento de mayor cambio. Creo que todos somos seres humanos que tratan de entenderlo; todos somos capaces de hacer cosas terribles y todos somos capaces de hacer cosas grandes. Creo que esta serie aborda muy bien la cultura de la cancelación y el coste humano de exiliar a la gente o condenarla por una cosa que hizo en su vida, porque nadie es perfecto.

“Cosas como el racismo sistémico dentro de la industria de los medios de comunicación, la homofobia, el sexismo, la discriminación por razón de edad... todas son significativas. Estamos en un ajuste de cuentas cultural y la gente se siente realmente cómoda expresándolo”

—  Jennifer Aniston, actriz y productora estadounidense

P: Usted, como su personaje, ha sufrido por los medios de comunicación sensacionalistas y los paparazzi.

- Creo que el periodismo ha cambiado mucho en los últimos cinco años con la aparición de las redes sociales, la desinformación y las noticias politizadas. Creo que es muy difícil para el público encontrar la verdad. Todos buscamos la verdad. Antes había una verdad universalmente aceptada y ahora hay mil formas diferentes de consumir las noticias.

P: ¿Las nuevas generaciones son más francas?

- Por supuesto. La brecha generacional con las noticias es muy interesante, especialmente por la forma en que la exploramos en esta temporada. Con los niños, es tan blanco y negro y eso está mal. Las noticias de la mañana solían ser un lugar seguro al que acudir, y sentíamos que el mundo no iba a implosionar hoy. Pero en los últimos años, ya ni siquiera puedes dar las noticias porque todo el mundo se mete en tus cajones. Es mucho. Todo el mundo está buscando sangre.

P: La segunda temporada nos dice que el éxito y la fama tienen un precio.

- Estoy de acuerdo al 100%. Hay un costo, pero también tú puedes ser el conductor de lo que es ese costo eventualmente. El costo es, en realidad, que no puedes hacer las cosas que antes podías hacer, pero encuentras una manera de evitarlo. Te expones como artista y estás ahí fuera para la gente, así que se ha convertido en un deporte para que la gente decida cómo se siente sobre una persona diferente esta semana o la siguiente, o lo que ha dicho o si algo se dijo fuera de contexto. Es mucho más que un simple “vamos a actuar para ti y a entretenerte”.

P: Esta nueva temporada abarca un terreno difícil.

- No creo que sea difícil, sino que es la verdad. Cosas como el racismo sistémico en la industria de los medios de comunicación, la homofobia, el sexismo, la discriminación por razón de edad... todas son significativas. Y hacer el programa fue más bien una cuestión de cómo asignar tiempo a cada uno de los diferentes temas que están en la mente de la gente en este momento. Estamos en un ajuste de cuentas cultural y la gente se siente realmente cómoda expresándolo. La gente está realmente interesada en escucharlo. Y la gente aprecia mucho que se hable de un tema tabú y se diga lo indecible o lo pensable. Es un alivio para el público decir: “¡Oh, ese soy yo! Yo me siento así'’. Hay otras personas que piensan esas cosas. Porque, de nuevo, no es tan blanco o negro.

P: ¿Le gusta su alter ego, Alex Levy?

- Me encanta la capacidad absoluta de Alex de ser profesional en un momento y de perder la cabeza de forma incontrolada en el siguiente. Es un péndulo humano.

Jennifer Aniston y Reese Witherspoon

SIGUIENDO LOS NÚMEROS

22 de octubre es la fecha en la que se estrenará el último episodio de la nueva temporada.

Tags

Lo Último


Te recomendamos