Deportes

¡River, campeón! Gallardo consiguió el título que le hacía falta en Argentina

El Millonario, con Jorge Carrascal en el plantel, goleó a Racing y consiguió el campeonato gaucho después de 7 años de sequía. ¿Seguirá el Muñeco o dirá adiós?

¡Un equipo diferente! River Plate, de la mano de Marcelo Gallardo, es el club que saca la cara por el machacado fútbol argentino. Su juego, a imagen y semejanza del Muñeco, destroza a cada rival en la nación albiceleste, pero cuesta creer que hasta esta noche no había salido campeón del fútbol argentino en la era de Napoleón.

Sí, el título local era la guinda del pastel y varias veces se le negó. La más dolorosa de todas, aquella que perdió en Tucumán, cuando con el empate y el triunfo de Boca Juniors fue el Xeneize en que se consagró. Sin embargo, este no se le iba a escapar por nada del mundo.

Eliminado prematuramente de la Copa Libertadores, a manos de Atlético Mineiro, el Millonario se enfocó en el torneo doméstico y no tuvo rivales que le hicieran sombra. Con un Julián Álvarez superlativo, al que quieren los grandes de Europa, la última víctima fue Racing de Avellaneda, en un estadio Monumental colmado de norte a sur.

Con los nervios de volver a ser campeón, el primer gol tardó en llegar. Fue hasta que promediando el primer tiempo, Enzo Fernández rompió líneas, habilitó a Agustín Palavecino, quien suave definió ante la salida del portero y desató la algarabía en el estadio Monumental. A partir de allí se vio el mejor River.

Comenzando el segundo tiempo, Julián Álvarez firmó un semestre brillante. El prodigio marcó su gol 17 del campeonato, números de los cuales en Europa están asombrados. Luego, con un partido resuelto, Braian Romero lo liquidó para el 3-0.

Pero faltaba más. Cuando aguardaban 15 minutos, Gallardo lo mandó al colombiano Jorge Carrascal a la cancha y este se sumó a la fiesta. Con presión alta robó una pelota y asistió de galera y bastón a Romero para el 4-0 millonario.

Solo era cuestión de tiempo para que River gritara campeón, mientras que el Monumental era una fiesta. El Millonario se consagró y sigue marcando era en Argentina, algo que quieren perpetuar con la continuidad de Gallardo. ¿Se quedará el Muñeco? River es su casa, pero Europa le guiña el ojo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos