Deportes

Luto en el ciclismo colombiano por la muerte de una de sus grandes glorias

Falleció Luis H. Díaz, el hombre que más veces corrió la Vuelta a Colombia y uno de los grandes ciclistas colombianos de la historia. ¡Paz en la tumba de ‘La Bala’!

Luto en el ciclismo colombiano por la muerte de una de las grandes glorias

Desde la Federación Colombiana de Ciclismo lamentaron el fallecimiento de Luis Hernán Díaz Villegas, uno de los referentes del ciclismo colombiano en la década del 70.

Comunicado Oficial

La Federación Colombiana de Ciclismo, presidida por el Dr. Jorge Mauricio Vargas Carreño, el Comité Ejecutivo, sus funcionarios y la gran familia del ciclismo colombiano, lamentan profundamente la partida de uno de los más grandes ciclistas de la historia de nuestro país: Luis Hernán Díaz Villegas, conocido en el ambiente como ‘La Bala’ Colombiana.

Profesional íntegro, de carrera intachable y poseedor del récord de más participaciones en la Vuelta a Colombia (18), además de ser múltiple ganador de pruebas de pista y ruta, que lo convirtieron en un referente indiscutido de la década del 70 junto a grandes del momento como el ‘Cóndor de Cundinamarca’ Álvaro Pachón Morales y Martín Emilio Cochise Rodríguez.

Luis H se adjudicó, entre otros, los títulos de la persecución individual en los Juegos Bolivarianos de 1970 y los Centroamericanos y del Caribe de 1974; fue campeón nacional de ruta en 1973 y centroamericano en 1974. Toda una celebridad de la época, un adelantado en la especialidad del sprint y el medio fondo, un ciclista integral y lleno de talento que marcó un camino distinto a la esencia de los dominadores de las alturas.

Su palmarés también ostenta dos títulos de la Vuelta al Valle (73 y 76), así como múltiples podios como campeón de metas volantes y ganador de etapas del Clásico RCN, la Vuelta a Colombia y la Vuelta al Táchira, las competencias de carretera donde brilló y dejó la estela de una figura sin igual.

Pasó por las filas de equipos como el Canada Dry, Caribú, Polímeros Colombianos, Castalia, Banco Cafetero y la Isla San Pedro de Aquitania-Leche la Gran Vía.

Su deceso deja un profundo vacío, pero como las grandes leyendas su recuerdo y legado permanecerán intactos en la memoria de todos los que disfrutaron sus gestas como exponente de calidad sobre la bicicleta. Acompañamos en este difícil momento a su esposa Olga Ceballos, familiares y allegados.

Paz en tu tumba, Bala. Dios te guarde en su santa gloria. Q.E.P.D

Tags

Lo Último


Te recomendamos