Comercial

El Sistema Inmunológico, nuestra arma de defensa contra las enfermedades respiratorias

Gran cantidad de estudios han demostrado que nuestro sistema inmune se fortalece con una buena alimentación.

El sistema inmune es un conjunto de órganos, tejidos y células que trabajan en sinergia para proteger el cuerpo de infecciones y virus, por eso es muy importante cuidarlo y reforzarlo.

Pero, ¿cómo fortalecer el sistema inmune en el día a día? Pues bien, una de las herramientas básicas para lograr este objetivo es mantener una dieta sana y saludable. Algunos nutrientes que contribuyen en este proceso son la vitamina C, el Zinc, entre otros nutrientes de vital importancia para mantener la buena salud.

Y, ¿Qué alimentos contienen estos nutrientes? Las semillas, los frutos secos, las verduras, frutas en general, los diferentes tipos de carnes y mariscos son una rica fuente de estos nutrientes que fortalecen nuestro sistema inmunológico. Incluso hay otras opciones muy fáciles de adquirir.

Algunos productos contienen probióticos, es decir, bacterias con diversos efectos benéficos en el cuerpo, más específicamente sobre la microbiota intestinal, generando por medio de esta la microbiota intestinal, un sistema equilibrado de microorganismos que traen múltiples beneficios para nuestra salud. Los probióticos contribuyen con el mantenimiento de una microbiota intestinal sana, por ende de manera indirecta contribuyen con los beneficios que esta produce. Un ejemplo de ellos son los yogures que se encuentran en el mercado.

¿Qué acciones van en detrimento de nuestro Sistema Inmune?

Sin duda alguna hay aspectos del estilo de vida que pueden afectar la función protectora del sistema inmune, estos son: la falta de actividad física, el consumo de alcohol en exceso y ser fumador. Asimismo, ingerir comidas rápidas o frituras podrían entorpecer el normal desarrollo de nuestro sistema protector.

Según la doctora Esther M. Sternberg, directora de investigación en el Andrew Weil Center for Integrative Medicine y autora de “The Balance Within: The Science Connecting Health and Emotions”, cuando nos sometemos a situaciones de alta tensión también ponemos en riesgo nuestra salud. Debido a que el estrés y la ansiedad son factores determinantes que afectan la capacidad de nuestro sistema inmunológico.

¿Cómo saber si nuestro Sistema Inmune está debilitado?

Según la inmunóloga Heather Moday, existen cuatro “señales de advertencia principales” que podrían indicarle si su sistema inmune se está debilitando: enfermarse frecuentemente y tardar en recuperarse, tener episodios seguidos de herpes labial, tomar medicamentos que debilitan su respuesta inmunológica o mantener un estado de constante estrés.

La experta recomendó en su artículo “4 signs you may have a weak immune system” para el portal CNBC, que independientemente de cuál sea su sintomatología, acuda a un experto de la salud para que determine cuál es el mejor tratamiento a seguir, pues los problemas clínicos dependen de las características de cada individuo.

Algunos consejos

Tenga en cuenta que lo mejor para mantener un sistema inmunológico sano empieza por el cuidado de sus hábitos. Se ha demostrado que el realizar actividad física de manera constante, cuidar su horario de sueño y mantener una alimentación que incluya todos los grupos de alimentos, beneficia al sistema inmune.

De igual modo, el moderar las raciones de azúcar, comidas procesadas y grasas trans, le aportará cambios significativos a su salud. Si quiere mantener su sistema inmune sano y fuerte, es recomendable implementar pequeños pero importantes cambios en su estilo de vida. Por ejemplo, el manejar el estrés y lavarse las manos constantemente beneficiará y contribuirá indirectamente a su salud.

Tags

Lo Último

Te recomendamos