Comercial

Matarse por moverse no es admisible

La vida de los colombianos es tan valiosa como la de cualquier otro ciudadano del mundo.

Los siniestros viales son prevenibles y evitables. La indulgencia social, la inacción en todos los niveles de gobierno, la tolerancia frente a conductas de riesgo en las vías, la falta de seguridad vehicular, las velocidades inadaptadas y la infraestructura insegura están cobrando vidas de inocentes.

Según datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, entre el 2015 y el 2020, 39.788 personas murieron en siniestros en los que los vehículos motorizados estuvieron implicados. De las cuales 8.217 personas murieron en interacción con vehículos particulares, 8.695 personas murieron en interacción con vehículos pesados, 7.652 personas murieron en interacción con vehículos de dos ruedas motorizados, 6.894 personas murieron por volcamientos, incendios, caídas y otros, 5.014 personas murieron por colisión con objeto fijo y 2.550 personas murieron sin que se haya identificado el mecanismo del siniestro vial.

Adicionalmente, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los niños, niñas y adolescentes desde el inicio de la pandemia sufrieron cuatro veces más muertes por siniestros de tránsito que por COVID-19.

La iniciativa Carros Más Seguros busca que la seguridad de los carros no se siga normalizando como un lujo para pocos y si un riesgo para muchos.

“En los últimos 4 años, según el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, 2.938 niños y niñas han perdido la vida en siniestros de tránsito”, afirmó Mary Bottagisio, directora de la Liga contra la Violencia Vial.

Y es que entre 2015 y 2020, los automóviles apagaron 7.676 vidas de peatones, ciclistas y motociclistas, lo que corresponde al 93% de sus víctimas. En el mismo periodo, 3.318 personas perdieron la vida dentro de un carro.

Una medida claramente demostrada para luchar contra las muertes en las vías es mejorar los estándares de seguridad vehicular en el país. La seguridad de los carros es un componente fundamental para disminuir la exposición al riesgo derivado del volumen de tráfico motorizado. Si en Colombia tuviésemos vehículos con las condiciones de seguridad que exige las Naciones Unidas y que sí son de obligatorio cumplimiento en otros países se podrían salvar miles de vidas cada año.

Adicionalmente, es importante saber que la gran mayoría de las cerca de 7.000 muertes y las más de 30.000 lesiones graves, causadas por siniestros viales cada año, pueden prevenirse y evitarse si todas las partes del sistema vial se fortalecen para mitigar el error humano y disminuir el riesgo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos