¡Hombres! Esta es la clave para sentir más placer durante las relaciones íntimas

Por PUBLIMETRO

Por años, se ha tenido la idea de que eyacular es el punto final de una relación íntima y que es el éxtasis total para el hombre. Sin embargo, en el tantra esta es una manera de perder energía y de morir lentamente.

Para que el semen exista se necesita de mucha energía física, una gota de semen, equivale a 50 gotas de sangre, por lo que eyacular hace que las células del cuerpo envejezcan más rápido. En cambio, el mantener el control y evitar hacerlo  incrementa el placer durante cada encuentro y alarga la vida en un 50% más.

Le puede interesar: ¿Cómo encender la pasión? Alessandra Rampolla le enseña

Según María Ferrer de Dhakini Healing Ways, “la eyaculación conlleva también a la pérdida de energía sexual, si no se ha transmutado previamente. Esto  hace que los hombres se sientan débiles después de desfogarse,  lentos y con sueño. Están entregando en cada encuentro las semillas mismas de la vida. Cuando un hombre aprende a controlar la eyaculación, tiene la posibilidad de elegir cuándo las entrega y cuándo no. Desarrolla una maestría: la de mantener la energía sexual dentro de sí mismo para reutilizarla y mejorar su bienestar interno”.

La eyaculación es la forma como logramos reproducirnos. Sí. Pero no tenemos sexo solo para reproducirnos. Desde el Tantra, tenemos sexo para elevar nuestro estado de conciencia y lograr niveles de conexión muy profundos que nos permiten experimentar olas de placer sin precedentes.

Quizás esta sea la nota busca: Sexualidad: ‘Montaña mágica’, la posición para celebrar el día del orgasmo

Los sistemas de la eyaculación y el orgasmo están biológicamente separados: se puede controlar la eyaculación y aún así experimentar los más increíbles orgasmos. Para esto se requiere entrenamiento, después de una serie de ejercicios de respiración e intentos, se puede lograr.

¿Cómo?

  • Si tiene una pareja, debe hablar con ella para que sea aliada en el proceso.  
  • Nunca alcanzar el punto de retorno cuando se sabe que no podrá evitar la eyaculación.
  • Prepararse  para ser continente y pensar “necesito ese semen para mi evolución espiritual”.
  • Ganar confianza al permitir ser un poco dominante en la cama: primero 3 pequeñas penetraciones, luego una profunda. Luego 7 y 1. Luego 9 y 1.
  • Cambiar de posición cuando se sienta que se está poniendo en riesgo de alcanzar el punto de no retorno.
  • Poner dos almohadas bajo la mujer para colocarla en una posición más diagonal.

 

MÁS SEXFILES ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo