Gordas, modelos y sin complejos

El fin de semana pasado se realizó el Plus Size Fashion Weekend, un evento que reivindicó las tallas y la aceptación por los kilos de más.

Por Pamela López

Desde pequeña me enseñaron que las gordas no teníamos derecho a sentirnos bien con nuestra figura, y no porque el autoestima estuviera por el piso, sino porque simplemente nos “comimos” el cuento de que no podíamos participar en esa batalla. Pero, para sorpresa de muchos, y mía, mis kilos de más me llevaron a una pasarela.

Debo confesar que sí había pensado en esto del modelaje, pero ¿quién era yo si no tenía lo que se necesitaba para hacerlo y alguien una vez me dijo que ni siquiera registraba bien?. Aunque   sin buscarlo participé como modelo en el primer Plus Size Wekeend que se hizo en este país y le demostré a las flacas que me rodean que todo es cuestión de actitud.  

Por fin las gordas tuvimos un espacio en medio de tanta “revolución” que hay por estos días. Es que finalmente la “moda” de ser fitness o decirle no al gluten y no se cuántas más, nos dio un espacio a las que pertenecemos al movimiento de las que no nos negamos un buen plato de comida, pero que somos conscientes de los buenos hábitos de vida.  

Lo que pasó el fin de semana anterior no tiene precedentes; y aunque hemos escuchado de las bloggers plus size, de esas mujeres que tomaron la batuta para representarnos, por fin llegó algo que demostró que las que tenemos un cuerpo grande nos aceptamos tal cual.

Este evento no quería hacerle una apología a la gordura. Jamás. Lo que quería mostrar era que la oferta de moda para tallas grandes existe y que por fin se reunía en un solo lugar. Es tan placentero probarse una chaqueta y que te quede perfecta, o un pantalón en el que no pienses en una talla más porque te cierra.

Para modelar las prendas se necesitaban niñas con unos kilos de más, cuerpos reales así como el de la mujer que hace 100 abdominales al día, o como el de la que ha tenido hijos y su piel marcada por estrías lo demuestra con orgullo.  

Debemos olvidarnos de términos despectivos como “celulíticas”, o diminutivos como “gorditas” con ese sonsonete pesaroso con el que lo dicen muchos, pues no nos definen.

Acá no puedo hacer zen y repetirme esa frase de “a palabras necias,   oídos sordos” porque más allá de tener “carnes desbordadas” somos mujeres y merecemos respeto. Ser gordo no es igual a tener malos hábitos de vida en todos los casos, a veces es una condición médica grave y si hablamos de celulitis, o rollitos, pues más de uno los tenemos.

El Plus Size Wekeend tampoco fue una farsa, ni mucho menos se mostró a mujeres que disfrazaron su mirada. En realidad salimos a esa pequeña y corta pasarela chicas seguras de nuestro cuerpo.

Lamento no haber visto a esas personas que reclaman más de estos espacios y, sobre todo, me genera mucho malestar ver que algunos medios solo pegaron el cable de la agencia con una galería de fotos mostrando la primera pasarela para “gorditas” en el país.

Estos eventos se deben apoyar para que crezcan y mejoren, porque sí hay que mejorar bastante, pero también hay que rescatar el trabajo de quienes se atrevieron a organizarlo en una Colombia en donde los prejuicios están a la orden del día.

Atrás dejaría el aplauso y el escándalo que se generó por ver a esas chicas salir a modelar en vestido de baño o ropa interior. La sonrisita y el meneo de brazo, y hubiese preferido alguna crítica constructiva, si eso existe, sobre el Wekeend y el desempeño de cada una de nosotras.

Apelo a la razón y anhelo que en una próxima edición contemos con más apoyo para arreglar esos problemas de logística. También, espero con ansias la segunda edición del Plus Size Wekeend para mostrar más chicas sin complejos, orgullosas de sus cuerpos y para salir con una sonrisa, porque después de ver mis fotografías casi me convenzo de que no registro bien.

Felicito a todas las mujeres que participaron por tener el valor de mostrarse al mundo y porque para el dolor de muchos llegamos a lugares insospechados.

MÁS VIDA CON ESTILO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo