Cuide la alimentación de su mascota cuando llega a la vejez

Es importante cuidar su nutrición para que los “achaques” no lo tomen por sorpresa

Por PUBLIMETRO

Muchas veces las mascotas sufren enfermedades periodontales en este periodo de vida, por lo tanto es necesario escoger un alimento de textura no tan dura, fácil de masticar, de un buen tamaño y que colabore a reducir el acúmulo de cálculo dental.

El envejecimiento de las mascotas es uno de los periodos menos esperados en el ciclo de la vida. Inician cambios celulares que alteran el equilibrio interno y externo del organismo, y esto se ve reflejado en la parte física.

Sin embargo, que las mascotas vivan ahora un poco más tiene que ver con la medicina, prevención de enfermedades y la alimentación. De hecho, esta última es muy importante para disminuir los “achaques” que pueden sufrir.

Los perros de razas pequeñas pueden vivir alrededor de 15 a 18 años en promedio, mientras que los de raza grande 10 a 12 años. Los gatos a partir de los 11 años se consideran geriátricos, pero pueden vivir alrededor de 20 años, e incluso más.

Lea también: Conozca los beneficios de tener un perro adiestrado

Con ayuda de Pet food institute le indicamos la importancia de una dieta balanceada cuando alcanzan esta edad y cuáles son los nutrientes necesarios para mantenerlos sanos: 

Agua: es importante mantener una fuente de agua fresca y continua, pues a esta edad es muy común la deshidratación, las enfermedades renales y metabólicas que requieren el consumo de grandes cantidades del líquido.

Algunas veces cuando el corazón tiene alteraciones muy crónicas, se deberá realizar un control estricto sobre la cantidad de agua al día que se consuma. La ingesta de agua en un gato geriátrico sano es 200 a 250 ml al día.

Energía: las necesidades energéticas en mascotas geriátricas disminuyen con la edad, pues cada vez realizan menos ejercicio, se desplazan con menos frecuencia y su metabolismo en general disminuye. Esto se asocia con reducción de la masa corporal, aumento de la grasa subcutánea y algunas veces disminución de la temperatura corporal.

Proteínas: perros y gatos geriátricos sanos deben consumir niveles suficientes de proteínas para evitar la desnutrición. Por lo tanto es ideal ofrecer un alimento con proteína de alta digestibilidad y calidad, ello contribuirá al mantenimiento de un sistema inmune sano y activo.

Lea también: De cachorro a la vejez, así transcurre al vida de un perro

Sal: una dieta rica en sal puede ser perjudicial, ya que tiende aumentar la presión arterial y agravar la enfermedad renal.  Tampoco se recomienda en mascotas enfermas del corazón. 

Grasa: los niveles bajos en grasa son indispensables para prevenir la obesidad en perros y gatos sanos, esto varía si la mascota tiende a perder peso y en este caso los niveles de grasa en alimento deberán aumentar un poco.

Fibra: es importante un alimento con niveles adecuados de fibra para mascotas que tienden a la obesidad, al estreñimiento o son diabéticos. Aunque en mascotas predispuestas a la pérdida de peso sus niveles no deben ser tan altos.

MÁS VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo