Mobbing, un mal que crece en las empresas colombianas

Si usted sufre de matoneo laboral puede buscar ayuda dentro de la organización en la que trabaja. Existen leyes que lo defienden de este problema cada vez más frecuente.

Por PUBLIMETRO
Características con jefe ‘matoneador’
  • No son asertivos
  • No tiene ética
  • No aplica la responsabilidad social empresarial
  • No es líder
  • Son personas agresivas psicológica y verbalmente.

 

 

Angustia, ansiedad , miedo y ganas de “botar la toalla” cada mañana antes de ir a la oficina son señales que se pueden traducir en dos palabras: matoneo laboral. Si es de los que sufre esta situación no tiene que soportarla.

Tenga claro que no es el único que está en este dilema muy frecuente en las empresas del país. Para el 2013 la Asociación Colombiana de Psiquiatría registraba que de cada cinco empleados tres padecían del llamado mobbing, como también se le conoce.

De hecho, el bullying laboral se ha convertido en pan de cada día y las denuncias ante el Ministerio de Trabajo van en aumento. Según el informe de la Dirección de Inspección, Vigilancia y Control del Ministerio del Trabajo, para el 2013 se reportaron 361 solicitudes de investigación por acoso laboral, de los cuales, 173 fueron presentadas por hombres y 175 por mujeres.

Esperanza Díaz, docente de la Facultad de Ciencias Administrativas y Contables de la Universidad de La Salle, asegura que “cuando la persona se siente atacada, en un conflicto personal que ya pasa de una orden laboral emitida con fuerza o rigurosidad a afectar la autoestima, se puede llamar matoneo laboral”.

De hecho, los pensamientos que vienen a la cabeza de ese empleado es que no es útil porque lo descalifican delante de los demás y empieza a somatizar la situación, sea físicamente o psicológicamente. “La persona comienza a sentir que no puede dormir, no se siente cómoda y le da miedo llegar a su trabajo. Sabe que cada vez que tenga que ver a su jefe va a sentir ansiedad, miedo, angustia y eso tiene implicaciones graves”, añadió Díaz.

A pesar de que hay una ley en el país que protege contra el acoso laboral, la situación se dificulta porque las personas no conocen los derechos que tienen para defenderse. De hecho, la empresa debe prestarle la ayuda y atención necesaria en estos casos.

“En la empresa debe existir un ente regulador, por ejemplo: un área de salud ocupacional o de recursos humanos, las cuales deben explicarle al trabajador sus deberes y derechos en la organización”, aseguró Díaz.

Con estas herramientas puede defenderse de un jefe que lo vulnera psicológicamente y lo descalifica frente al equipo de trabajo. También se puede defender los compañeros que incentivan el bullying y si la empresa no cuenta con esta área, el empleado se puede dirigir a la ARP en donde puede demostrar el riesgo psicosocial que le están generando.

¿Cómo enfrentar la situación?

La experta recomienda buscar ayuda. Sin embargo, aclara que debe gustarle lo que hace y tener sentido de la autoridad para así respetarla. La otra salida es renunciar en caso de no aguantar el mobbing, recuerde que la salud mental y física es lo primero.

“Esto es un círculo vicioso. Hay matoneo cuando un empleado es regañado o descalificado frente a sus compañeros, siente que su trabajo no es retribuido económicamente o emocionalmente y empieza a somatizar la situación”, Esperanza Díaz, docente de la Facultad de Ciencias Administrativas y Contables de la Universidad de La Salle.

 

MÁS VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo