Blanco y verde, tonos con los que debería "vestir" su casa

Por PUBLIMETRO

Los colores inciden altamente en nuestra percepción y estado de ánimo, por eso, a la hora de decorar nuestro hogar es importante tener en mente qué sensaciones deseamos experimentar en cada ambiente. Una combinación adecuada creará atmósferas vivificantes o apaciguadoras, mientras que una mezcla inapropiada podría transmitir tensión y malestar.

Lea también: Convierta su oficina en un su segundo hogar con estas recomendaciones

De acuerdo con la psicología del color, cada gama de tonos ofrece un estímulo emocional diferente, por ejemplo; los tipo tierra pueden dar sensación de orden y cercanía a la naturaleza, mientras que los fríos, como lo azules y los verdes evocan serenidad.

Con base en esta información acá encontrará algunas sugerencias para renovar cada espacio de la casa, una inversión de bajo costo que mejorará las diferentes atmósferas del hogar.

Lea también: Trucos para decorar su cocina y que quede como de revista

Habitaciones:

Los colores claros en una habitación son ideales para crear atmósferas pacificadoras que liberen la tensión y estimulen la relajación de cuerpo y mente.

Para las personas que duermen en pareja, se recomiendan los tonos tierra, colores de gama crema y por supuesto el blanco.  

En estos espacios de pareja, es útil incluir un accesorio rojo para incentivar el romance y la vida sentimental, sin afectar la sensación de tranquilidad que debe prevalecer.

Estudio:

Los tonos sutiles como el verde menta son ideales para los espacios de estudio y creatividad, ya que estimulan el trabajo mental y favorecen la concentración.

Es importante limitar la cantidad de libros y mobiliario, achicar en exceso los espacios, afecta la sensación de libertad que debe primar en este contexto de hogar.

Cocina:

Para este lugar de la casa el color más recomendado es el blanco. Aplicado correctamente atraerá la luz y generará una sensación de amplitud   y orden, atributos indispensables en cualquier cocina.

La apropiada combinación de blanco y negro, creará un balance y hará dará toques sobrios y modernos al ambiente.

Los colores tibios como el rosa y los cafés también pueden funcionar es este espacio.

Lea también: Tips para guardar la ropa si no tiene clóset

Habitaciones para niños:

 Aquí funcionan los colores como el verde manzana y el turquesa, siempre y cuando sean en una única pared.

Este tipo de tonalidades suaves, son ideales para incentivar el descanso del niño.

Sala:

Las salas son lugares cálidos que deben invitar a la conversación, por eso, las tonalidades suaves, los terracotas en tonos moderados y los amarillos, son los más recomendados para esta atmósfera.

Se sugiere aplicar estos colores en una sola pared para no saturar los espacios, especialmente, si estos son pequeños. Las demás paredes y el techo deben lucir bastante blancos para generar una sensación de amplitud.

Comedor:

Para generar la sensación de intimidad que debe primar en esta área, se recomiendan los colores blancos y ocres suaves aplicados en una sola pared.

Utilizar accesorios de colores fuertes, por ejemplo un mantel rojo abrirá el apetito de los comensales.

Lea también: Dele una cara sofisticada a su hogar con los muebles de plástico

Baño:

En este espacio, es indispensable apelar a tonos que denoten limpieza. En este caso, es más conveniente dejar los tonos vibrantes para los accesorios: la lencería, los jabones, el juego de toallas.

El azul suele funcionar bastante bien y es un color que invita a la serenidad.

Los baños de parejas pueden beneficiarse con colores tierra que complementan el elemento del agua, una dinámica muy común dentro del Feng Shui.

Lea también: Dele una cara sofisticada a su hogar con los muebles de plástico

MÁS DE VIDA CON ESTILO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo