Curso prenatal, conexión con el bebé y la pareja

Aunque las mujeres saben que existe, muchas no conocen los beneficios y suelen dejarlo a un lado. Sin embargo, este es el primer escalón para una maternidad plena.

Por PUBLIMETRO

“Se ha demostrado que la pareja que es educada, previamente, tendrá mejores y mayores herramientas para afrontar correctamente el proceso, motivando la apropiación de las tareas directamente desde el principio”, comenta la psicóloga Consuelo Zárate.

Cada entidad prestadora de servicios de salud tiene establecido un horario para el curso prenatal. Por lo general dura un mes y en cada sesión se aprende sobre lactancia, nutrición durante el embarazo, cuidados básicos con el bebé y una preparación para lo que será el parto.

La etapa de la maternidad es una de las más satisfactorias y placenteras en la vida de una mujer y su pareja, sin embargo parece que nunca se esta preparado para este rol. Por ello se ha integrado al proceso de recibir un nuevo ser en el mundo, ser su cuidador y formador con un curso educativo para madres y padres que aporta a esos objetivos.

Se trata del curso prenatal, un espacio en donde las mujeres pueden compartir con su pareja, madres, hermanos y familiares la preparación para la llegada del nuevo integrante de la familia.

¿Qué beneficios tiene el curso prenatal?, muchos. Para empezar en este trabajan un equipo interdisciplinar (psicólogos, nutricionistas, médico lìder del programa de control prenatal, fisioterapeuta, entre otros) quienes a su vez le otorgan a los futuros padres herramientas valiosas para afrontar el embarazo de forma tranquila y segura minimizando los temores y angustias propias de la etapa de gestación.

“Esperamos que al curso asista el padre del bebé. Los tiempos modernos han configurado un rol activo del hombre frente al cuidado de los hijos, además se constituye en un apoyo psicológico fundamental para la gestante que le permiten un manejo adecuado de la incertidumbre que genera su estado”, explica la psicóloga, Consuelo Zárate, Unidad de Atención Integral de Sinergia Salud.

Para el caso de las madres solteras esta oportunidad de educación es para un acompañante que pueda brindarle soporte emocional durante el embarazo, posteriormente y al momento de tener al bebé.

Se ha demostrado que la pareja que es educada, previamente, tendrá mejores y mayores herramientas para afrontar correctamente el proceso, motivando la apropiación de las tareas directamente desde el principio” afirma Zárate.

Por ejemplo, algunos de los temas que se tratan en el curso es el de la lactancia materna. Esta es la forma más adecuada y natural de proporcionar aporte nutricional, inmunológico y emocional al bebé, le otorga todos los nutrientes y anticuerpos que lo mantendrán sano, sin olvidar que le permitirá crear fuerte lazo afectivo con la madre.

Así mismo, la lactancia contribuye a que el útero o matriz se contraiga rápidamente, lo que reduce hemorragias tras el parto, además le ayuda a perder el peso ganado durante el embarazo, pues la grasa acumulada se utiliza como energía para producir la leche.

También se le explica a las futuras mamás como seguir un proceso de relactancia, que es retomar la leche materna luego de procesos médicos en clínicas u hospitales donde el recién nacido fue alimentado con leche de fórmula.

En Colombia el Plan Obligatorio de Salud- POS incluye módulos de educación en los programas maternos y cada EPS desarrollará el mismo en diferentes modelos; cada persona tiene derecho a recibirlo.

“El POS lo incluye en su esquema de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad – PYP. En algunas EPS la educación va dirigida de acuerdo al proceso de gestación y en cada trimestre hay un curso específico. Todas las mujeres embarazadas deberían realizarlo, por los aportes a la pareja y su bebé” puntualiza la especialista.

MÁS VIDA CON ESTILO

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo