Enfermedades respiratorias en niños, principal motivo de consulta en urgencias

Colombia está entre los países con mayor número de infantes que sufren de rinitis, asma, entre otras.

Por publimetro
Entre el 40 y el 50%

de los niños menores de 14 años sufre de rinitis en el país.

CONSEJOS PARA PADRES

Pídale a su médico tratante que le dé instrucciones por escrito con un plan personalizado para la prevención y control de la rinitis de su hijo, y hágale las siguientes preguntas:

¿Cuál es la causa de la rinitis de mi hijo?

¿Qué puedo hacer para evitar que a mi hijo le dé rinitis?

  ¿Qué medicina recomienda para controlar la rinitis?

¿Cómo y cuándo le tengo que dar las medicinas a mi hijo?

Sobre las enfermedades respiratorias en los niños hay muchos interrogantes. Las consecuencias de no tratarlas adecuadamente pueden incidir en el rendimiento escolar por la falta de concentración y complicaciones en el manejo del lenguaje.

Consultados varios especialistas en esta materia se puede afirmar que un diagnóstico temprano, así como dieta balanceada, actividad física, bajo o nulo consumo de alimentos procesados forman parte de una solución integral de este tema, que preocupa mucho a los padres y representa el primer motivo de consulta médica en la infancia.

Al respecto el médico inmunólogo y miembro de la Asociación Colombiana de Alergias, Jorge Sánchez, afirma que la rinitis es una enfermedad que afecta a un porcentaje entre el 40 y el 50 % de los niños menores de 14 años. Aunque parece inofensiva, esta enfermedad de tipo respiratorio, puede tener implicaciones en el desempeño escolar del niño.

Es importante destacar que además de la eventual predisposición genética, hay factores ambientales que desencadenan estos episodios que son motivo de preocupación de padres de familia que acuden con frecuencia al servicio de urgencias.

De acuerdo con Sánchez, en el país 1 de cada 5 hogares tiene mascota, por esta razón la posibilidad de desarrollo de estos problemas es alta. El especialista también agrega que cuando el paciente tiene rinitis empieza a perder la concentración, la capacidad cognitiva se afecta y esto incide de manera negativa en el rendimiento escolar.

Para Daniel Martínez, epidemiólogo y asesor médico de la línea respiratoria de Sanofi, la mejor forma de prevenir el desencadenamiento de alergias respiratorias es evitar la exposición a los alérgenos como primera medida, antes de dar tratamiento con medicamentos.

Cuando un menor presenta señales de alergia, es importante que los padres de familia presten especial atención ya que este es un proceso que afecta a un gran porcentaje de la población y que requiere de un tratamiento adecuado por parte de un especialista.

En Colombia la diversidad de climas y alturas cambian las condiciones y predisponen de forma distinta a los pacientes con síntomas de alergias. Barranquilla por ejemplo, es una ciudad que se encuentra a nivel del mar, Sánchez afirma que en esta región es más fácil encontrar niños con frecuencia de sensibilización a un ácaro; Bogotá, por el contrario, es un escenario en el que los niños tienen mayor tendencia a sufrir de alergias por granos de polen a pesar de la presencia de ácaros en el ambiente.

Sin embargo, estas recomendaciones dadas por los especialistas consultados le servirán para actuar frente al episodio alérgico que se presente:

  • Consultar al especialista
  • Seguir una alimentación sana
  • Hacer actividad física
  • Evitar el consumo de alimentos procesados
  • Evitar el sedentarismo

Un estudio realizado en 2012 sobre la prevalencia de asma y otras enfermedades alérgicas en Colombia entre los años 2009 y 2010, arrojó datos significativos sobre la situación de esta patología en el país. En este estudio se evaluaron 5.978 personas y se encontró que la prevalencia de los síntomas de asma fue de 12% y adicionalmente se encontró una prevalencia de 32% en cuanto a los síntomas de rinitis alérgica.

Es importante aclarar que cuando el paciente sigue las recomendaciones del médico y mantiene el tratamiento por el tiempo indicado, es posible controlar los síntomas de la rinitis, el asma o cualquier enfermedad respiratoria.

En este orden de ideas, Sánchez afirma que cuando el medicamento se usa de manera correcta, como se indica por el médico según los aspectos físicos del paciente, no debe haber consecuencias que afecten el desarrollo o crecimiento del menor.

LEA TAMBIÉN

MÁS DE VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo