Mitos o verdades de las infecciones vaginales

Las infecciones vaginales actualmente siguen siendo un prejuicio social, ya que se asocian con desaseo o con una enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, cualquier mujer puede sufrir de infecciones vaginales.

Por Publimetro

Una infección vaginal es la presencia y proliferación de gérmenes en la vagina. Hay diversos factores que pueden alterar la flora vaginal normal; cuando esto sucede, se pierde la capacidad defensiva permitiendo que los hongos se multipliquen produciendo la infección.

“Pero con el tratamiento adecuado, las mujeres pueden seguir con su día a día sin preocuparse por estas infecciones y aliviar en muy pocos días estos incómodos síntomas para tener una vida mejor”, afirmó el Dr. Carlos Fernández, Director Médico de la División Consumer Care de Bayer.

Estos son los mitos más comunes alrededor del caso:


1.Tener flujo es síntoma de una infección vaginal

Falso: El flujo o secreción transparente y escasa, contrariamente a lo que muchas mujeres creen, es normal y no necesariamente es señal de que existe alguna infección. Esto es producido por el ciclo hormonal y por la flora bacteriana que coloniza desde el nacimiento el aparato genital de la mujer. Dichas secreciones pueden ser normales mientras sean transparentes o ligeramente blancas, suaves   en cantidad suficiente para mantener humeda la vagina y sin olor.

2. La menstruación contribuye al crecimiento de hongos

Verdad: La producción de estrógenos y azúcares tiene su pico más alto en el punto medio entre los períodos menstruales, entonces la hormona progesterona empieza a aumentar y hay una liberación de azúcares. Aunque no es frecuente, el ciclo menstrual sí puede contribuir a generar crecimiento de hongos y por consiguiente los síntomas típicos de la enfermedad. A menudo, los síntomas más severos se presentan antes del primer día del período cuando hay mayor nivel de azúcar en las secreciones vaginales.

3. Sólo la mujer sufre los efectos de una infección vaginal

Falso: Los hombres pueden infectar a su pareja y viceversa. Tanto los hombres como las mujeres son propensos a adquirir una infección, en el caso de las mujeres una infección vaginal o en el hombre una balanitis. Por lo tanto, al tener relaciones sexuales en el caso de que una de las personas presente una infección causada por hongos y levaduras, el tratamiento siempre deberá ser en forma conjunta con el fin de lograr efectividad.

4. La “candidiasis vaginal” es común durante el embarazo

Verdad: Debido a que hay mayor producción de azúcar durante el embarazo, muchas mujeres sufren de infecciones vaginales durante el tercer trimestre y estas aumentan a medida que se acerca la fecha del nacimiento. Después del parto, el nivel de hormonas cambia drásticamente y los síntomas de infecciones vaginales disminuyen gracias a que el ambiente vaginal cambia y no permite el crecimiento de hongos.

5. Tener una vida sexual activa predispone a las infecciones

Falso: Una vida sexual sana no necesariamente predispone a las infecciones vaginales. Son varias las causas de una infección vaginal, sin embargo la promiscuidad sexual, es decir, sexo indiscriminado con parejas desconocidas y la falta de una protección adecuada, son variables que pueden contribuir a generar una infección vaginal.

Lea también

Cáncer de próstata, consulta médica más frecuente de los hombres colombianos

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo