Hipertensión arterial, enemiga silenciosa y peligrosa

La mala alimentación, el sedentarismo, el consumo de tabaco y alcohol son algunas de sus causas.

Por publimetro

La hipertensión arterial es una enfermedad que cada vez más afecta a la población mundial según un estudio de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades que se presentó esta semana, el cual llegó a la conclusión de que los latinos gozan de una mejor salud que los blancos en Estados Unidos, a pesar de vivir en peores condiciones socioeconómicas.

“Los hispanos, la principal minoría del país con 17% de la población, tienen una tasa global de mortalidad 24% menor que los blancos no-hispanos, y están por debajo en casi todas las causas principales de muerte”, señala la investigación.

Sin embargo, y para no ir más lejos, en Colombia, durante los últimos treinta años, el número de casos se ha duplicado pasando de 3.870 en el año 1979 a 6.359 en 2010; esta tendencia al aumento se observa tanto en hombres como en mujeres y departamentos como Boyacá, Casanare, Meta, San Andrés, Vichada, Tolima, Arauca, Norte de Santander, Santander y Sucre, en su orden, presentan las mayores tasas de mortalidad según el Ministerio de Salud.

La hipertensión arterial, conocida como tensión arterial alta, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos, que son los que llevan la sangre desde el corazón a todas las partes del cuerpo, tienen una tensión persistentemente alta. Cuanta más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear.

La mayoría de personas que tienen hipertensión no presentan síntoma alguno, sin embargo, se puede manifestar con: dolor de cabeza, enrojecimiento facial, dificultad respiratoria, vértigo, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales.

En la mayoría de personas, la hipertensión arterial se puede prevenir disminuyendo el consumo de sal (sodio) en la dieta diaria, manteniendo una actividad física regular (tres a cinco veces a la semana, sumando en total un mínimo de dos horas y media) y teniendo el peso corporal adecuado para cada persona.

El Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud (IETS) añade que en nuestro país las personas con mayor frecuencia a desarrollar hipertensión arterial son los mayores de 35 años, con sobrepeso, quienes no realizan ejercicio físico regularmente, con familiares que hayan sufrido de hipertensión arterial y quienes fuman regularmente.

Tenga en cuenta que las personas no mueren por tener la presión alta, el problema es que esta condición empieza a dañar lentamente la circulación del cerebro, del corazón, de los riñones y las piernas, llevándolos a desarrollar accidentes cerebrales, insuficiencias cardiacas y renales, taponamiento de arterias, entre otras.

Juan Pablo Mora, Gestor Nacional de salud Cardiovascular de Coomeva EPS, destaca que es posible que una persona pueda tener varias enfermedades juntas, aumentando su riesgo al máximo. “Los diabéticos tienen más probabilidades de ser hipertensos y tener el colesterol alto, por ello la prevención, el diagnóstico y el control son los mejores aliados para vivir más y mejor”.

Por otro lado, Claudia Contreras, nutricionista de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica, nos dio ciertas recomendaciones que usted puede seguir para prevenir esta enfermedad:

  • Si consume sal en exceso puede desarrollar hipertensión o falla renal. Sin embargo, hay que tener claro que en un nivel adecuado de consumo no es perjudicial, y por el contrario tiene beneficios. La Organización Mundial de la Salud recomienda comer cinco gramos de sal al día que equivale a dos gramos de sodio.  
  • La alimentación saludable y práctica regular de actividad física, son ideales para prevenirla.
  • Hay que eliminar el consumo de alcohol y cigarrillo, pues también podrá prevenir otras enfermedades.
  • Hacerse un chequeo regularmente.

LEA TAMBIÉN

Vértigo, cada vez más frecuente en personas jóvenes

Mitos y verdades sobre los métodos anticonceptivos

MÁS VIDA CON ESTILO ACÁ

 

 

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo