Enfermedades infantiles a las que los padres casi no prestan atención

¡Ojo con la salud de sus hijos! Oídos, piel y cuerpo sufren enfermedades a los que los padres casi prestan atención, pero deberían.

Por Monica Garzón

Síntomas como ojos llorosos, fiebre, malestar, falta de sueño y llanto incontrolable son los signos más evidentes con los que los padres pueden detectar que algo no esta bien en la salud de sus hijos.   Sin embargo, otro tipo de enfermedades que no tiene estos signos de alarma también son importantes en la salud de los pequeños y por lo general los padres no prestan la atención suficiente.

Oídos, sobrepeso y hasta problemas en la piel son solo algunas de las zonas y factores del cuerpo que están propensos a sufrir enfermedades. No se alarme, le explicamos para que esté atento.

¡Abra los ojos y escuche!

Durante el año escolar hay constantes preocupaciones de los padres por el desempeño académico de sus hijos. Hay muchas razones por las que un niño puede llegar a tener dificultades en el colegio y una causa, muchas veces subestimada, es un problema con la audición.

Por eso, detectar una pérdida auditiva lo más pronto posible y encontrar el tratamiento adecuado, es clave para asegurar que el niño no tenga un bajo rendimiento en el colegio.

Además usted como padre debe saber que un niño con problemas de audición no puede comprender lo que le dicen o solo logra entender parcialmente las palabras de su propia lengua. También se le dificulta adquirir nuevas palabras, interactuar e integrarse socialmente.

Clemencia Barón, audióloga referente de MED-EL, asegura que “un diagnóstico temprano de la pérdida auditiva es muy importante, especialmente entre los niños más pequeños, dado que la audición está estrechamente relacionada con las primeras etapas de desarrollo durante la infancia”.

En Colombia, el tamizaje neonatal (examen que establece si el bebé recién nacido escucha) no es obligatorio, por lo tanto es importante hacer al niño revisiones auditivas antes de cumplir los 6 meses de edad y también más adelante para detectar posibles fallas. Y en el caso que el niño muestre una deficiencia auditiva, es recomendable hacer una valoración con un audiólogo, quién podrá aconsejar a los padres sobre el mejor tratamiento para el niño.

La obesidad es un problema de padre e hijos

Actualmente la variedad de alimentos no saludables que existen y a la vez que son tan deliciosos y casi que adictivos hace que comer, más que una necesidad, sea un placer. Pero atención: debe tener en cuenta que ustedes son los padres de los pequeños y por consiguiente los que adquiriren y preparan la comida, así que también son los responsables de optar por una alimentación saludable que incluya frutas y verduras para prevenir el sobrepeso en sus hijos.

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI, según la OMS (Organización Mundial de la Salud). Los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendolo en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Entonces, ¡padres! estén atentos a la forma como alimentan a sus hijos. Según Richard White, médico general de la Clínica Mayo de Jacksonville (Florida) entre las  causas de este problema figuran la publicidad efectiva de alimentos no saludables hacia los niños, el aumento de las porciones de comida y la disminución de la actividad física.

La prevención y el tratamiento del sobrepeso y la obesidad infantil es una tarea difícil, pero no imposible. Algunos factores importantes incluyen la promoción de lactancia materna, reducir el consumo de comidas altas en calorías y bajas en valor nutricional, enseñar a los niños a escoger comidas saludables y aumentar la actividad física.

La ropa, el sol y la contaminación podrían desencadenar problemas serios en la piel

Los problemas en la piel de los niños se pueden dar por diversas razones como una alimentación no adecuada, sobreexposición a los rayos del sol, incluso a una higiene mal cuidada. Sin embargo sea cual sea la razón todos estos aspectos afectan directamente a la salud de la piel en los pequeños.

Problemas como la dermatitis atópica o eczema atópico (afección crónica de la piel) es muy común y afecta principalmente a los niños a partir de los 3 meses de vida. Es de tipo alérgico e inflamatorio tiene como consecuencia una piel seca y rugosa en algunas zonas.

Lo más importante para su tratamiento es detener de manera rápida los brotes y mantener la piel hidratada durante los intervalos en los que no está presente la alergia. Por ello, teniendo en cuenta que las pieles atópicas tienen necesidades diferentes, es importante contar con productos idóneos que restauren la barrera hidrolipídica y aporten hidratación para, finalmente, reducir los episodios alérgicos que se dan, también, por el uso de ropa irritante, exposición a calor o frío exagerado, o cualquier elemento externo que pueda aumentar el malestar.

Lea también

MÁS DE VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo