“La misión de Polite es generar tendencia, no seguirlas”: Carlos Polite

Su más reciente colección, Blue Mountains, está inspirada en los colores del paisaje de su natal Ibagué.

Por PAMELA LÓPEZ
Preguntas cortas

¿Qué está leyendo?

Estoy leyendo El segundo sexo de Simone de Beauvoir, ya que está de moda el feminismo y la verdad es que me siento identificado con lo que esta mujer plantea, me parece una gran visionaria.

¿Qué está escuchando?

He descubierto un músico portugués maravilloso y poco comercial. Hace un trabajo intelectual interesante y tuve la oportunidad de conocerle. Quedé cautivado con su labor   experimental.

 

 

“Pienso que la moda tiene algo de divertimento, pero también tiene juegos sociológicos, a mi me gusta mezclar esas dos cosas con lo más profundo del ser y el individuo”: Carlos Polite.

Hace más de cuatro años apareció en el radar de la moda colombiana una firma especial, distinta a otras en creatividad, que llegó hasta las pasarelas más importantes del mundo porque su cerebro unió dos puntos fundamentales: los conceptos filosóficos y la moda vista como arte.

Carlos Polite es quien dirige ese universo lleno de colores e inspiración llamado Polite. Tal vez usted la ha escuchado, pues no es extraño ya que es una de las marcas de moda nacionales con más proyección internacionalmente y que tuvo un comienzo modesto, pero fructífero en Ibagué. Sus prendas las usan las it girls del momento, artistas importantes como Iggy Azalea y se ven en las portadas más importantes de las revistas de moda.

PUBLIMETRO habló con el creativo de su más reciente participación en la New York Fashion Week, en donde presentó su colección Blue Mountains; y también en lo que está trabajando para la próxima temporada.

Háblenos de Blue Mountains

Esta es mi más reciente colección que presenté en la New York Fashion Week y creo que es la mejor que he hecho. Blue Mountains es una creación interesante porque tomo varios conceptos a los que venía dándole vueltas en la cabeza hace mucho tiempo y no había encontrado el momento idóneo, ni tampoco el discurso exacto para poder transmitir una idea clara de lo que quería contar.

En esta colección creo que hay un buen resumen de todo: por un lado tomé elementos muy característicos de la ciudad en donde nací, Ibagué, y a su vez elementos más globales; a partir de ahí trabajé durante meses, pues tome varias fotografías del paisaje mi ciudad que inspiraron el nombre de esta colección.

Todas sus colecciones tienen un elemento filosófico que las identifica, ¿en esta ocasión cuál fue?

Blue Mountains también está inspirada en un concepto filosófico que siempre me ha llamado la atención y es el zen, el cual habla de la intersección y el inacabado que también construyen belleza. He estado durante un largo tiempo en Lisboa y allí vi una exposición en el Museo del Diseño con la que quedé muy impactado por la hermosura de sus piezas, las mismas que me sugirieron algo de la geometría mondriniana (Piet Mondrian); era como ver un cuadro del artista solo en azules.

Ahí empecé a condensar esas ideas en una colección, por eso me decanté por el azul y naranja, además son tonos propios de Ibagué que aunque no es una ciudad esplendorosa arquitectónicamente, es bella en paisaje.

¿Cómo fue la recepción de Blue Mountains en la NYFW?

La receptividad de la colección fue muy buena, estuvo la editora de Vogue Latinoamérica, Kelly Talamas; estuvo presente Vanity Fair, Harper’s Bazaar y personajes importantes en el mundo de la moda como Natalie Joos, que es seguidora de Polite.

¿Continua el juego creativo con las prendas y el cuerpo ligado a esa inspiración?

Ese juego siempre va a existir. Pienso que la moda tiene algo de divertimento, pero también tiene juegos sociológicos, a mi me gusta mezclar esas dos cosas con lo más profundo del ser y el individuo.

En el Experience by Polite lo vimos pintar a usted sobre la tela, ¿otro proceso creativo?

No, esa fue una auto invitación que me hice como artista para despedirme del material con el que siempre he trabajado, el spaicer. Decidí dejarlo a un lado y trabajar con otros materiales. Realmente ese fue un acto de despedida a este material que me acompañó durante cuatro años.

¿Cuánto ha madurado Polite desde la primera colección?

Toda colección es una evolución, no podría medirlo como una escala, pero si podría decir que hemos llegado a un etapa en donde todos los procesos han tenido excelentes resultados. Es un conjunto de cosas que realmente hacen que los que hacemos parte de la industria de la moda podamos crecer.

¿Cómo se ha adaptado su proceso creativo a los códigos de la moda actual?

Creo que es una reflexión individual, no creo que me deba regir por el tema de las tendencias y siento que si varias personas miran al mismo punto coinciden. Siento que tiene que ver más bien con un proceso creativo, pero no me obsesiono con lanzar algo que sea una tendencia. La misión de Polite es generar tendencia, no seguirlas.

Con Blue Mountains se acerca más a la mujer asiática, ¿cree que esta será la colección para vestirlas finalmente como tanto ha deseado?

Es una opción, aunque siempre he pensado que con mis colecciones he recurrido a distintas mujeres; con Safari pensé en una mujer latina y con Blue Mountains en la asiática. Pero eso hace distinto a Polite, pues no existe una mujer que caracterice a la mujer Polite, es más bien una interpretación porque ella siente que puede poseer esa prenda e interpretarla a su manera.

Hablo del empoderamiento y no de una mujer específica. Ella puede estar en países distintos o regiones, solo se debe sentir identificada con ese lenguaje que estoy proponiendo.

¿Qué podemos saber de su próxima colección?

Estoy sacando la muestra de los prints que van a conformarla. En mi estancia en Lisboa me llamó la atención en las fachadas esa especie de mosaicos y azulejos que forman una variedad infinita y se me ocurrió fotografiarlos, y unirlos en una especie de patchwork que harán parte de mi próxima colección Spring- Summer.

LEA TAMBIÉN 

“En la moda se devaluó la calidad y la creatividad”


Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo