Si su abuelo(a) esta triste, una mascota puede ser la solución

Continuas investigaciones revelan los extensos y terapéuticos beneficios que tienen para las personas de edad avanzada las mascotas y animales de compañía.

Por Publimetro

Un informe publicado por la Federación Internacional de la Vejez, gracias a un patrocinio educativo de Bayer HealthCare, analiza el impacto de las mascotas en la salud de los adultos mayores.

El informe, titulado Companion Animals and the Health of Older Persons (“Los animales de compañía y la salud de las personas mayores”), ofrece una revisión completa de la literatura referente a las formas en que las mascotas –como perros y gatos– contribuyen a la salud física y mental de los individuos y de la sociedad.

En el estudio se encontró que:

-La influencia de los animales de compañía en las personas mayores se da en su salud física, psicológica y emocional, la sensación de bienestar, su autoestima y propósito de vida, interacciones sociales y un sentido de pertenencia en su comunidad.

-Más de la mitad de los propietarios de perros confirman que conocen a más personas en su vecindario a causa de su mascota; y más del 80% de los dueños de perros conversan con otras personas cuando salen a pasear a sus perros.

-Los dueños de mascotas tenían significativamente niveles de colesterol y de presión arterial más bajos que los no propietarios. Además, los dueños de perros tienen más probabilidades de lograr el nivel recomendado de actividad física para su grupo de edad. De hecho aumentan su caminata de 22 a 31 minutos a la semana.

-Los investigadores señalaron una fuerte evidencia en el efecto de los animales de compañía asociado con un aumento de la autoestima, satisfacción con la vida, estados de ánimo positivos y niveles de soledad más bajos. Los animales también son vistos como muy benéficos para aminorar la depresión.

-Se sugiere que las mascotas pueden tener un papel importante consolando a las personas mayores durante un período de duelo. Un estudio con personas mayores cuyo cónyuge había fallecido recientemente, mostró que el fuerte apego a su mascota mitigó la depresión. Otro estudio encontró un deterioro significativo en la salud de las viudas que no eran dueñas de una mascota en comparación con aquellas que sí la tenían.

-En comparación con los no propietarios de animales de compañía, los residentes que sí eran dueños de una mascota o mascotas, calificaron su propia salud como “muy buena” o “excelente”; se sentían menos solos, parecían tener una red mayor de apoyo (sobre todo en tiempos de crisis); puntuaron más alto en la escala de participación social y cívica, tenían una mayor percepción de “la amabilidad del barrio “, eran más propensos a intercambiar favores con los vecinos y a participar en asuntos de la comunidad.

Lea también

Si a usted le gusta el deporte, transmítale esa pasión a su perro

Tips para cortar las uñas de su gato en casa

MÁS DE VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo