¿Por qué la gente se indigna por todo en las redes sociales?

Paulina Vega despertó una ola de indignados de pantalla. ¿Qué pasa con la gente que se indigna por todo?

Por Johanna Prieto

Según el Ministerio de Telecomunicaciones 6 de cada 10 colombianos visitan las redes sociales

Varios estudios han arrojado que las personas que comparten muchas selfies en las redes sociales tienen baja autoestima. Ahora bien, vale la pela preguntarse ¿y qué pasa con las personas que se indignan   por todo en las redes sociales? ¿Será que también padecen de alguna enfermedad?

Es común ver gente indignada por todo en redes: por Miss Tanguita, por el caso Colmenares, por la libertad de un borracho… y claro, con el tema de moda: el reciente triunfo de Paulina Vega en Miss Universo. En Colombia se indignan por todo.

Publimetro decidió consultar expertos en el tema que nos ayudaron entender por qué la gente se indigna en redes sociales con cualquier tema y además por qué al día siguiente ya se olvidan del tema de ayer y empiezan sus luchas en contra de otros temas.

Angee Ospina, psicóloga con Maestría en Antropología de la Universidad de los Andes, dice que en esta época hay una alta facilidad de acceder a la información y esto hace que las personas sean dinámicas en sus opiniones.

Para Ospina quizá antes la gente se indignaba del mismo modo pero el poder de la información lo tenían los medios. Ahora cualquiera puede opinar.   Según la psicóloga “cualquier opinión puede ser válida y la gente busca un protagonismo dentro de estas oleadas informativas”.

En cuanto a si una persona tiene problemas de autoestima al indignarse por todo, Ospina asegura que medir la autoestima requiere de pruebas psicológicas específicas. Pero que definitivamente las selfies y las múltiples publicaciones felices son la necesidad de llamar la atención. Al igual que publicar cosas negativas.

La gente que tiende a indignarse por todo también busca atención. La movilidad de las redes hace que las personas produzcan emociones en cuanto son tenidas en cuenta. De igual manera, las interacciones proveen estímulos físicos que también pueden ser entendidos como placenteros o de ansiedad. Pero tienen el afán de responder y hacerse visibles.

“Yo considero muy banal el reinado y el mundial. Pero realmente no lo son, son actuales, mueven dinero, y sobre todo promueven la identificación en un grupo de referencia: “ser colombiano” ser latino, ser parte de algo”, por eso se vuelven tendencia en las diferentes redes sociales. “Eso psicológicamente es muy fuerte porque le da sentido a lo que nos identifica”, asegura Ospina.

A la pregunta del por qué las personas se indignan por todo en las redes sociales, pero en la vida real no hacen algo por cambiar la sociedad, Angee Ospina afirma que “claramente es más fácil centrar nuestra atención en un tema de esos que en educar a nuestros pares en el uso adecuado de los recursos”.

Por su parte, Pablo Arrieta, docente de nuevas tecnologías, asegura que el fenómeno de que las personas opinen de cierto tema se debe a que “las redes sociales permiten que uno se dé cuenta de lo que esta ocurriendo. Invita a las personas a que tomen partido de algo”.

Sin embargo, para el docente el problema no son las redes sociales “el problema son los contactos que las personas tienen en estas”, si la mayoría de personas opinan de manera negativa y a usted le molesta mejor elimínelas u ocúltelas de sus contactos, esto evitará que usted sienta malestar de la indignación por temas banales.

Además, Arrieta enfatiza que la distancia entre la palabra y la acción siempre ha existido y que las personas siempre van a sentir comodidad a la hora de criticar pero difícilmente no van a a hacer algo para cambiar la situación.

En las redes sociales las personas atacan y no se devuelve nada, pero en cambio sí se logra que se unan las voces y se encuentre un eco. “Las redes sirven para que la gente se desahogue, que pase de una idea a una reacción. Sin embargo en otras culturas la gente dice y hace, acá no”, asegura Arrieta.

Para Carolina Araque, Psicóloga, las personas se indignan en las redes por que “al no dar la cara, pueden escudarse detrás de diversos rostros que quieren mostrar y en diversas formas eso los hace ‘más fuertes’, dicen cosas sin afrontar las consecuencias”, además, agrega que las redes sociales son una máscara que da valor a seres acobardados que tienen falta de carácter.

Así las cosas, la indignación en las redes sociales siempre va a seguir desde que las personas quieran tener un protagonismo y sientan que opinando van a cambiar el mundo. Pero sin importar lo que se piense, tenga en cuenta que la sociedad no se transforma desde un computador y menos con 140 caracteres, hay que salir y empezar desde nosotros mismos a transformar nuestra sociedad.

Lea también

¡Ay caramba! esto es lo que ganan los empleados de Facebook

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo