La delgada línea de la moda y la muerte: fashionistas visitan fábrica de Camboya

Tres jóvenes participantes del reality show Sweatshop ("Moda barata de la muerte") vivieron en carne propia, el estilo de vida de los trabajadores que reciben un sueldo miserable por hacer prendas de vestir que ellos usan.

Por Publimetro

Anniken, Frida y Ludwig son jóvenes noruegos de familias acomodadas, que tiene como profesión ser bloggueros de moda. La idea del programa era situar a los tres participantes en las fábricas donde se hacen las prendas que ellos analizan a través de sus blogs.

El proceso duró solo un mes, pero fue más que suficiente para que las vidas y la forma en como perciben la moda cambiara de inmmediato, al ver las condiciones en las que viven las familias de Camboya (lugar donde estan las fábricas), conocer sus sueldos y comenzar a vivir como lo hacen los camboyanos, con las mismas condiciones laborales y salariales.

Según el director del programa le dijo a un medio: “La única fábrica que nos dejó entrar fue una de las mejores en Camboya, pero ni siquiera estaba bien. Era muy calurosa, no había papel higiénico en los baños y las sillas en las que las costureras y los costureros tenían que sentarse eran extremadamente incómodas. Algunas trabajadoras nos dijeron que los jefes se han parado tras ellas durante su turno y las han golpeado para que cosan, hasta el punto de que algunas han quedado inconscientes”.

Tras su regreso al país Anniken y Frida se convirtieron en activistas e iniciaron un proceso contra Afterposten (canal por el cual se trasmite el programa) por no mostrar la situación de los trabajadores de la marca H&M.

El programa se puede ver en la página web de aftenposten.

Lea también

FOTOS: 42 ridículos “looks” que un hombre no se pondría ni muerto

 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo