El 2014 nos puso a la par de los Supersónicos… ¿qué depara el 2015?

Por PAMELA LÓPEZ

Cuando leí este año sobre el invento del ojo biónico y su gran aporte a la salud, definitivamente me di cuenta que ya estamos a la par de los Supersónicos o que los estamos superando. Se estima que en el 2020 casi toda la población colombiana estará conectada a un smartphone recibiendo noticias al instante y “caminando” con el mundo de la mano: una aldea global conectada.

Es por eso que la tecnología en el 2014 fue, en general, una de las noticias más importantes de este año y lo que se viene para el 2015 nos llevará por encima de Volver al futuro II, excepto por los carros voladores. Pero es que ya lo tenemos casi todo: la patineta que levita, los hologramas (que nos trajo a Tupac Shakur y Michael Jackson a un escenario en vivo), las google glass, las videollamadas, el SmartWatch, celulares que resisten el agua, bandas a modo de pulsera que miden la respiración y controlan el sueño, chaquetas que recargan dispositivos con energía solar, ciclovías con paneles solares, el maravilloso 4K que nos hace ver el mundo más real, impresión en 3D, la robótica y los drones que se han apoderado incluso del campo.

La lista es interminable y eso deja ver con mucha claridad que el 2014 fue el año de la tecnología y ya no hay que esperar siglos para un invento único que revolucionará nuestras vidas. O acaso ¿usted no se ha dejado seducir por un dispositivo más inteligente que usted?, pues yo sí, y ahora puedo programar citas, consultar mi correo, escribir notas, editar mi blog, tomar fotos de alta calidad y utilizar aplicaciones que me ayudan a hacer ejercicio… y eso que no lo he aprovechado al máximo.

En algún punto llegaremos a preguntarnos ¿Y qué falta por inventar? Porque cuando todo esté en nuestra manos, a un solo clic o hablándole a la casa, tipo Her, diremos que sí superamos todas esas películas de cienca ficción que revolucionaron los 80´s por lo osadas en sus ideas, pero que poco distaban de nuestra actualidad.

No hablamos del futuro… hablamos del presente

Resulta que he escuchado mucho últimamente que los niños que nacen en esta época y las próximas generaciones traen incorporado el chip de la tecnología, cuestión que estoy terminando por creerme porque ahora el regalo de Navidad no es una barbie o una tractomula a tamaño escala, sino un iPad, un iPhone o un 2 en 1 para ahorrarle a los papás la ‘fatiga’ de comprar aparte computador portátil y tablet.

En YouTube hay un video en el que se ve a una pequeña ojeando un iPad, su mamá no tuvo que enseñarle a usar el dedo para pasar de página a página y luego, la misma niña, mira una revista de moda con la misma intención de pasar las hojas como lo hace en el dispositivo… no lo logra y se desespera.

Este clip, bastante popular, es en parte la afirmación a lo planteado anteriormente. Así que queridos padres, no se sorprendan si sus hijos les piden conexión constante, parece que viene en sus genes.

Este año la tecnología también se ha encaminado a ser amigable con el medio ambiente y a trabajar por la salud; en un principio los paneles solares, los carros eléctricos y autónomos, y la creación de herramientas poco invasivas para el planeta nos pone a pensar que también debemos acoplarnos a esa nueva forma de vida.

Así mismo, la salud también se ha abierto a recibir muy bien estos avances, pues además del ojo biónico, este año desarrollaron el primer mapa del cerebro humano que ayudará a entender más sobre enfermedades como el Parkinson y el Alzhaimer. Además se le suma el dispositivo para transfusiones de sangre que literalmente filtra el Ébola y el pastillero que le indica hasta de qué color tiene que tomarse la pastilla, que fueron los inventos elegidos por la Revista Times como revolucionarios para este 2014.

Todo apunta a facilitarnos la vida, de nosotros depende cómo lo usamos. Dejemos de lado el pensamiento “a toda hora está conectado”, pues es sencillo: ese es el futuro.

Lea también

 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo