Consejos prácticos para que su hijo celebre Halloween con tranquilidad

Ya se acerca la noche de Halloween y para evitar dolores de cabeza a los padres, aquí les presentamos unas precauciones para que tenga en cuenta a la hora de disfrazar y pedir dulces con sus hijos.

Por Monica Garzón

Aunque suene a frase de cajón, no permita que sus hijos salgan a la calle sin la compañía de un adulto.

El Halloween es todo un acontecimiento, en el que los dulces y los disfraces acaparan el protagonismo y la atención de los niños. Por eso, su cuidado es esencial para evitar contratiempos que puedan ocurrir a la hora de salir a buscar los dulces por las calles.

Para evitar dolores de cabeza, los expertos de Albenture especialistas en el diseño e implementación de planes para mejorar la calidad de vida de las personas, recomiendan tener todo tipo de precauciones y atender los siguientes consejos:

1.El disfraz: procure que sean de colores brillantes que puedan ser vistos fácilmente en la noche por los automovilistas. Si el niño elige un disfraz oscuro, póngale una cinta reflectora para que pueda ser vista en la oscuridad. Elija materiales no inflamables, preferiblemente de algodón, para evitar, además, reacciones alérgicas.

2.Mucha atención: Mantenga a los niños alejados de cualquier fuente de calor intenso como estufas, velas, luces de bengala, pólvora, etc. Además asegúrese que el disfraz no tenga cordones en la zona del cuello, ni botones u otros componentes peligrosos que puedan provocar asfixia.

3.¡Tenga cuidado con las máscaras y las caretas!: Compruebe que los agujeros para respirar y las aberturas destinadas a los ojos sean lo suficientemente amplios. Evite las máscaras que cubren toda la cabeza, que son poco adecuadas para los más pequeños y pueden provocar acaloramiento y asfixia.

4.Maquillaje: Asegúrese de que las pinturas para el maquillaje sean adecuadas para la piel del niño y que no le provoquen alergias e irritaciones. Es conveniente probar antes las pinturas en la mano o el brazo y observar la reacción.

5.¡Los dulces!: Revise los dulces que los niños traigan al regresar a casa y conserve solamente aquellos que no estén abiertos y que tengan registro sanitario. Verifique siempre las fechas de vencimiento de las golosinas, vigile las envolturas de los dulces y asegúrese de que no estén desmoronados, húmedos o con objetos extraños.

Lea también

 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo