Estudio revela que comer insectos hizo a los humanos inteligentes

Por Estefanía Cervantes

¡Viscosos pero sabrosos!

En la Universidad de Wahington en St. Louis, descubrieron que nuestros antepasados llevaban una dieta a base insectos que contribuyeron a que el cerebro humano creciera y se mejoraran algunas funciones cognitivas.

Los investigadores hicieron pruebas con monos capuchinos y demostraron que los animales cambian su dieta con las estaciones. De manera que, si algún alimento se escasea cubren sus necesidades con otro tipo de comida. Los sustitutos que más prefieren estos primates son los insectos.

El equipo de Amanda D. Melin, encargada de este proyecto, cree que el humano de épocas pasadas ingería hormigas, babosas y otros insectos que eran fáciles de atrapar y gracias a sus propiedades nutritivas logró desarrollar una mayor actividad cerebral.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) recomienda consumir platillos elaborados con carne de insectos, pues aseguran que esta medida ayudaría a contrarrestar la obesidad a nivel mundial . Sin mencionar que la carne de algunos insectos es rica en vitaminas y proteínas.

Lea también:

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo