5 cosas sexuales que hacen los hombres para arruinar la vida de las mujeres

Por Luz Lancheros

No solo es andar con otras. No solo es contagiarlas de enfermedades de transmisión sexual que les harán la vida difícil. Tampoco es tener cortísima duración al momento de hacerlo. Son pequeñas cosas que hacen que un caballero nunca más vuelva a tener opción con una dama y que las puede traumatizar a la hora de consumar otra relación.

Por eso, las lectoras de Cosmopolitan y Cracked narraron historias de horror que pueden hacer que lo piensen dos veces antes de volver a tener sexo otra vez con quienes presenten las características que mostraremos a continuación:

1. Si ella es Mary Poppins, él quiere sexo pervertido: “Simplemente mi ex vio, y en el baño público de un bar me forzó a tener sexo contra la pared”, dijo una lectora de la famosa revista. O “yo quería solo salir, el subió mi vestido y tuvimos sexo de perrito”, narró otra pobre consumidora de la publicación. A veces las mujeres no son tan arriesgadas como los hombres quieren, porque no tienen ganas, o porque simplemente sus prioridades son otras. Eso las puede tramatizar.

2. Que el sexo no es como en RedTube, chicos: “El sexo en la vida real no es ni la mitad de espectacular de lo que muestran en el porno”, afirma el portal Cracked. Y esto incluye estar en la misma posición por varios minutos (como se suele mostrar en el porno comercial), hablar sucio (no, no es chistoso para algunas chicas que les digan “mira cómo te follo, zorra”), o hacer posiciones que les arruinarán todas las articulaciones. Tampoco esperen que la chica en cuestión haga sexo oral como una aspiradora.

3. Asumir que ellas quieren: Algunas veces, ELLAS NO QUIEREN. Solo lo hacen para que este no se moleste con ellas, que deben actuar mejor que Daniel Day Lewis para poder fingir que les gustó. Y no, no es nada divertido tener sexo por ejemplo al despertar (no a muchas les gusta despertar con alguien encima de ellas), o porque él las fuerza.

4. Los obsesionados por la higiene: Si él se baña siempre, o está preguntándoles por su olor, o hace algún comentario desagradable, puede ser el fin de todo. Hay otros sujetos mucho más graciosos que luego del sexo hacen comentarios sobre la vagina y su olor. Otros siempre se limpian, constantemente. El único tipo de esos con encanto era Jack Nicholson en ‘Mejor Imposible’, y resulta que también era difícil de sobrellevar.

5. Activar botones equivocados, muy equivocadamente: “Mi novio me pidió morder sus pezones, que son más sensibles de lo que piensan”, dijo una lectora de Cosmopolitan. Pero, queda la duda: ¿qué tanto les gusta a hombre y mujer, morder pezones? Muchas lo odian, a otras les fascina. Lo mismo sucede a la hora de la estimulación manual. Para muchas mujeres resulta molesto que este hombre siempre toque las mismas partes sin delicadeza. Como dijo Jennifer López cuando habló de su vida sexual: “Los pezones no son botones que puedes apretar a capricho”. Sabia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo