Video viral provoca polémica entre una niña y científicos

Por Daniel Casillas

Una pequeña niña publicó un video en el que explica la manera en que supuestamente un químicos pueden afectar el crecimiento de ramas en las papas dulces o camotes e incluso provocar tumores en quienes las consumen; sin embargo, científicos no opinan lo mismo.

Según explica la menor de edad llamada Elise en el video, decidió hacer un proyecto para descubrir en cuánto tiempo le crecían ramas a unas papas dulces o camotes. Tras tres semanas de espera vio que no le crecían arbustos a la papa que había elegido.

Al no ver resultados, la niña y su abuela decidieron hablar con un vendedor, quien les dijo que a esa papa nunca le crecerían ramas porque en las granjas son rociadas con un químico llamado Bud Nip, también conocido como Clorprofam, por lo que les sugirió comprar papas orgánicas.

Tras comprar una papa orgánica, la niña vio que después de un mes sí crecieron ramas en su superficie y otra tardó sólo una semana.

Al final del video, la niña asegura que el uso del químico también conocido como Clorprofam es utilizado en muchos alimentos y puede matar animales con los que se ha experimentado, así como causar tumores.

El blog de ciencia de la Universidad McGill, en Canadá, coincide en que efectivamente las papas dulces son rosadas con Bud Nip para evitar el brote de ramas, porque no son buenas para la venta; sin embargo, aclara que la sustancia no resulta peligrosa para el consumo humano, a menos que se consuma en dosis “monstruosas”.

El blog agrega que las cantidades que se encuentran en las patatas dulces son reguladas y están muy por debajo  de cualquier nivel que supondría un peligro .

Así que lo que demostró la niña, según el blog, es la eficacia de un producto químico en la prevención del brote con el fin de mejorar la calidad de una papa en lugar de algún tipo de peligro implícito de comer las papas convencionales.

Lea también

 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo