Enfermedades de los gatos que afectan a los humanos

Por Beatriz Rojas

La Universidad de Cornell de Medicina Veterinaria, en Nueva York, expuso que existen enfermedades infecciosas felinas que pueden afectar a los humanos; sin embargo, la buena higiene y el sentido común, ayudará a reducir este riesgo.

1.- Enfermedad por arañazo, también llamada bartonelosis. Es la enfermedad más frecuente asociada a los gatos. Aproximadamente 25 mil personas son diagnosticadas cada año en los Estados Unidos con este mal. Puede ocurrir cuando una persona es mordida o arañada por un gato infectado.
Las personas que se infectan con esta enfermedad suelen experimentar inflamación en los ganglios, dolores de cabeza, dolor de músculos y fiebre, entre otros síntomas.

2.- Infecciones parasitarias. Las pulgas son el parásito externo más común de los gatos. Mientras que las pulgas no pueden prosperar en los seres humanos, sus picaduras pueden causar picazón e inflamación.

3.- Infecciones por hongos. La tiña es una infección cutánea causada por un grupo de hongos. Los gatos infectados con mayor frecuencia son los que se encuentran entre un número amplio de animales. En los gatos, la tiña aparece como manchas secas y escamosas en la piel. En los seres humanos, esta infección provoca manchas rojas.

4.- Infecciones virales. Un virus que puede transmitirse de los gatos a los seres humanos es la rabia, una enfermedad viral que resulta de la mordedura de un animal infectado. Los gatos son muy susceptibles a la rabia, pues ataca el sistema nervioso central.

Los especialistas veterinarios recomiendan lo siguiente para evitar contagios:

Lavarse las manos antes y después de manipular a su gato.

– Programar chequeos anuales y exámenes fecales para su gato.

– Buscar atención veterinaria para gatos enfermos.

– Mantener actualizadas las las vacunas de su gato.

– Mantener el control de pugas y garrapatas, monitoreando al animal.

Evitar que su gato le lama la cara, utensilios de comida o platos.

– Obtener atención médica si sufre mordeduras de un gato.

Sacar las cajas de arena para eliminar el material fecal diariamente.

Limpiar las cajas de arena periódicamente con agua muy caliente y detergente.

Cubrir los areneros cuando no estén en uso.

Vea también:

Si vive cansado, cuidado: podría sufrir de anadenia

10 datos estremecedores sobre mortalidad infantil

MÁS SALUD Y BELLEZA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo