5 datos que seguramente no sabían de los sueños

Por Beatriz Rojas

Durante la noche nuestro cerebro tampoco para de funcionar, pues pasa por un proceso similar al digestivo, tal como lo menciona Rubin Naiman, médico de la Universidad de Arizona, especializado en la psicología del sueño.

“En la noche, metafóricamente, el cerebro traga, digiere y tamiza la información y, al igual que el intestino, elimina. Lo que el cerebro mantiene se convierte en una parte de lo que somos”, explica Naim.

Soñar es “como el sistema digestivo del cerebro”, dijo. A continuación les presentamos hechos comprobados que suceden mientras dormimos.

1.- Las personas que logran recordar sus sueños, tienen una actividad cerebral diferente, un estudio realizado este año, propuso que las personas que recuerdan más sus sueños, tienden a reaccionar más a los sonidos durante el sueño y vigilia que quienes no recuerdan nada.

2.- El cuerpo reacciona a los sueños como si estuviera despierto. Así que, si se molesta con alguien durante un sueño, la rabia va a seguir presente. “La experiencia que tenemos en los sueños se registra en el cuerpo y en el cerebro en casi la misma manera”, explica Naiman. Por ejemplo, la presión sanguínea aumenta en el sueño por la situación experimentada, como si estuviera viviéndose en la vida real.

3.- Por más incoherente que sea la historia del sueño, no lo parecerá así, sino hasta que despertemos. Comparar lo que sucede en los sueños con lo que pasa en el mundo real, no tiene mucho sentido. Explica el doctor Naiman: “Necesitamos que se abstengan de la interpretación de los sueños”.

4.- Las pesadillas no siempre tienen al miedo como sentimiento central. En un estudio realizado a principios de este año, científicos de la Universidad de Montreal revelaron que otros sentimientos como preocupación, confusión, tristeza y culpa emergen en las pesadillas.

5.- Las personas recuerdan menos sus sueños si se despiertan con una alarma. Despertar de una forma tan abrupta puede hacer que olvidemos la historia. El especialista en sueño, dice que la mejor manera de recordarlos es levantarse lentamente y no tratar demasiado de aferrarse a las imágenes. “Si persigue un sueño, se va a escapar”, explica Naiman.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo