Los 11 errores que cometemos al bañarnos y por qué dañan nuestra piel

Por Raquel Lopez

Nick Lowe, un dermatólogo inglés, afirma que las personas que se bañan una vez al día pueden estar provocando daños terribles a su piel; estos riesgos aumentan cuando el agua que usamos es demasiado caliente y cuando los jabones que utilizamos son corrosivos, ya que “estamos eliminando los aceites de la piel, lo que puede resecar nuestra piel y provocar infecciones”.

Éstas son las cosas que estamos haciendo mal cada vez que nos bañamos, según la Dra. Heather Woolery-Lloyd:

Tomar baños largos y muy calientes

Aunque emocionalmente éstos son agradables, pueden ocasionar problemas como dermatitis y dañar el cabello. La dermatóloga recomienda baños cortos (menos de 10 minutos) con agua tibia.

Utilizar jabones corrosivos

Muchas personas prefieren los champús que producen más espuma, pero estos contienen más surfactantes, químicos que resecan la piel.

No enjuagar el cuerpo

Salir de la ducha sin eliminar el jabón del cuerpo puede ocasionar irritación.

Al secarnos, frotamos la toalla muy violentamente

Para evitar lastimar nuestra dermis, debemos secarla gentilmente, apenas tocándola con la toalla (incluso, hay quienes recomiendan dejar que el agua se evapore).

No usar loción hidratante

El agua se evapora rápidamente y esto deja a la piel seca y expuesta. Es importante aplicar una crema al cuerpo entero al salir de la ducha.

Aplicar mascarillas faciales después de bañarnos

La doctora asegura que las mascarillas deben ser aplicadas antes del baño para evitar irritar la piel.

Bañarse diario

Al contrario de la creencia popular, bañarnos demasiado (una vez al día) puede dañar al cuerpo e incrementar la cantidad de bacterias. Lo mejor es tomar un descanso de la regadera cada dos días.

Desenredar el cabello después de bañarse

Cuando el pelo está húmedo se debilita y cepillarlo en esta condición fomenta la ruptura de los folículos. Si es extremadamente necesario, utilicen los dedos para estilizar el cabello cuando éste esté mojado.

Untar el acondicionador sobre todo el cabello

Éste producto debe ser aplicado únicamente sobre las puntas del pelo (a partir de las orejas), de lo contrario puede hacer que las raíces tengan una apariencia más grasosa.

No exfoliar el cuerpo

Una buena esponja puede ayudar a eliminar las células muertas de nuestra piel y darle una apariencia más sana.

Lavar la cara antes que el cabello

Si nuestra piel es grasa, lo más recomendable es lavarla después de aplicar el champú y el enjuague en el pelo, para eliminar los rastros que estos productos hayan dejado en nuestros rostros.

Lea también

 
 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo