Con estos alimentos podrá bajar de peso fácil y rápido

Bajar de peso ahora es fácil, rápido y sobre todo: natural.

Por Miguel Velazquez

El metabolismo es la capacidad que tiene nuestro cuerpo de convertir lo que comemos o bebemos en energía. Todo influye en nuestro metabolismo: talla, el peso, el género, edad… todo; sin embargo, podemos controlar un poco al respecto e intervenir en la velocidad, ya que mientras más rápido sea, más calorías podremos quemar.

La mayoría conocemos a una persona afortunada que come lo que quiere sin engordar, eso se debe al metabolismo. Nosotros podremos asistir a nuestro cuerpo a ser más eficiente al respecto con los siguientes alimentos y consejos.

Cereales integrales
El cuerpo necesita ingresar una serie de carbohidratos que nos sirven como fuente de energía. Es necesario saber que es preferible elegir la versión integral de los cereales que nos encontramos en nuestro día a día para quemar grasas: trigo, avena, arroz, maíz… En todas las dietas y recomendaciones sobre alimentación aparecen los cereales integrales, ya que el cuerpo utiliza el doble de energía a la hora de digerirlos.

Carne blanca y pescado
Es importante retirar la parte grasa que contenga la carne, si no el aporte de lípidos será mayor que el desgaste. Los huevos, por su alto contenido proteínico, cumplen la misma función. La carne blanca estimula la activación del metabolismo. Con el pescado sucede lo mismo y además tiene un añadido: los ácidos grasos que contienen algunas de las especies, como el Omega 3, son beneficiosos.

Lácteos bajos en grasa
Los lácteos descremados aportan vitamina D y calcio, tienen pocas calorías y un gran efecto saciante. Además, de nuevo las proteínas de la leche harán poner en marcha el metabolismo.

Té y café verde
Ahora es un hecho conocido, gracias a muchos estudios científicos, que el extracto de té verde aumenta significativamente el metabolismo y también da una diversidad de otros beneficios para la salud. No sólo es delicioso, también es rico en los antioxidantes necesarios para tener una salud óptima.

Al igual que con el té verde, los especialistas en nutrición recomiendan la ingesta de entre 2 y 4 tazas de té o café al día para tener los antioxidantes suficientes en una dieta habitual, como se puede leer en el Tratado de nutrición de Ángel Gil.

Chiles, ají o pimientos picantes
El componente activo que da el picante a estos alimentos disminuye los lípidos corporales mediante un mecanismo que motiva la muerte celular de las células grasas inmaduras, según un estudio de la Universidad de Maastricht (Países Bajos).

De hecho, comer chiles no sólo acelera su metabolismo, también reduce los antojos. Esto está relacionado con su contenido de capsaicina, un ingrediente que estimula los receptores de dolor en el cuerpo, temporalmente aumentando la circulación y el ritmo metabólico. Estudios han demostrado que comer picante puede acelerar su metabolismo en un 25%, y este estímulo suele durar hasta 3 horas.

Frutas
A las frutas se les atribuye el calificativo de adelgazantes sobre todo porque sacian el hambre y la sed debido a su alto contenido en agua, como la sandía y el melón, por ejemplo. Ambos son bajos en calorías, contienen muchos nutrientes y vitamina C y D. Los cítricos son estupendos quemagrasas por esta razón, pero además tienen bajos niveles de azúcar.

Todas las frutas contienen pectina, que tiene efecto depurativo, pero la manzana es la reina de todas junto con los limones, naranjas, mandarinas, arándanos, grosellas, uvas y membrillos, entre otros.

Especias
Las especias son lo mejor para mantener el ritmo metabólico elevado. En especial sirven las especias más picantes como la pimienta negra, las semillas de mostaza, el polvo de ajo y el jengibre. Un estudio canadiense determinó que el uso de especias permite que la gente queme hasta 1,000 calorías más diariamente que quienes no usan especias en su dieta.

Omega-3
Un estudio hecho por la Clínica Mayo encontró que las tribus africanas con una dieta con mucho pescado tenían niveles de leptina cinco veces menores que las tribus que no consumen pescado. Hay muchas otras fuentes nutricionales de ácidos grasos Omega-3, además del pescado. Estos alimentos incluyen muchas nueces y semillas. El aceite de cáñamo y el aceite de semilla de lino son estupendos aditivos para su dieta, porque son muy elevados en ácidos grasos esenciales.

Lea también

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo