Un tipo de ballet que no necesita coordinación sino resistencia

Madonna, Taylor Swift y Natalie Portman lo adoran. ¿Pero qué es Ballet Barre? Aquí está la respuesta

Por Romina McGuinness

Un cuerpo de un bailarín es fuerte, liviano y flexible. Las clases inspiradas en este tipo de ballet se han vuelto bastante populares entre aquellos que les gusta mantenerse en forma, pero que no son demasiado coordinados para, por ejemplo, los aeróbicos.

Sin embargo este tipo de entrenamiento, que incluye elementos de pilates y yoga es lo más parecido a una pieza de ballet. Pero tranquilo, puede apoyarse en la barra cuando lo necesite, cuando requiera de un soporte.

No importa en que lugar del mundo se encuentre, estas clases son dictadas de la misma forma, con solo algunas variaciones.

En Londres esta práctica se ha vuelto muy popular y en el Barre Toned Studio canciones como ‘Get Lucky’, de Daft Punk, siempre suenan y los ejercicios se hacen a su ritmo. El calentamiento se realiza con una serie de levantamiento de piernas y ejercicios para los bíceps. El instructor va monitoreando la postura de los participantes y le grita por micrófono al que este haciendo algo mal. Esto es algo motivante para unos, pero irritante para otros. Después de este calentamiento, los participantes van a la barra para trabajar los muslos.

“Los muslos son el grupo más largo de músculos, así que ejercitarlos quema un montón de calorías’, aseguró Katharina Klaus. En este punto es difícil ignorar el esfuerzo que se ha hecho y hay que reconocer que el solo calentamiento es desgastante.

Entre cada set de ejercicios es necesario hacer este tipo de estiramiento. Hay que hacerlo cuando el músculo está caliente y puede elongarse fácilmente, además de su flexibilidad, explicó Klaus.
Después de esto la clase se traslada al siguiente piso, donde los entrenadores les enseñan a los usuarios a hacer movimientos como el ‘pretzel’, que ejercita las piernas y la cintura.

Después de esto hay disponibles una serie de colchonetas para ejercitar diferentes músculos abdominales. Para finalizar la clase se hace una oración de yoga.

En realidad es una serie de ejercicios sincronizados que tonifican a punta de ejercicios que involucran el alzar las piernas. También aumentan la flexibilidad de quien los hace, así como, por supuesto, se baja de peso.

De acuerdo con Klaus, una persona puede quemar 400 calorías en solo una clase: “Básicamente se reduce cualquier exceso de grasa con estos ejercicios”, afirmó Klaus.
Además, todo este esfuerzo también puede hacer que usted desarrolle algún tipo de coordinación para el baile.

MÁS DE VIDA CON ESTILO AQUÍ
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo