Crowdfunding: el trampolín para jóvenes

Por Publimetro

“Es un punto de partida para la gente,” dice Anna Mongayt, fundadora de Upstart. “Tan solo están pidiendo prestado a sus yo futuros”, agrega.

El concepto es simple: conectar jóvenes ambiciosos que necesitan financiación con inversores que creen en ellos. Aplicamos una fórmula para graduar el potencial de ganancia de nuestro ‘upstart’, tomando en cuenta sus logros pasados, para así determinar cuánto financiamiento recibirán. Cuando los ‘upstart’ comienzan a ganar dinero, se le paga a los inversores.

“Es, de lejos, mucho mejor que un préstamo,” dice un usuario de Upstart, Matthew Kulp (25) quien pudo poner en marcha un negocio de utensilios de cocina gracias al esquema. “Hubiera tenido primero que conseguir un trabajo o sacar un préstamo y no quería, pero sí quería tomar un riesgo”, agrega.

Muchos usuarios de Upstarts han estado en tecnología, en compañías de Silicon Valley dirigidas por ex miembros de Google, pero Mongayt de que cada potencial es apoyado, desde novelistas a artistas.

Toda una industria ha emergido. Lumni, enfocada en Latinoamérica, “ayuda a los niños desfavorecidos brillantes”. Ya ha financiado a 4 mil en cinco países – su fundador Miguel Palacios cree que su modelo es algo normal. “Un gran potencial humano se pierde por la falta de inversión en la educación”, dice Palacios.

Lo dijo…

“Es un punto de partida para la gente. Solo están pidiendo prestado a sus ‘yo’ futuros”

Anna Mongayt

Lea también

MÁS VIDA CON ESTILO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo