¿Niños? No, gracias. Hoteles para adultos

Por EFE

Si la idea de visitar un hotel que haya vetado la entrada a niños, lejos de escandalizarte, te parece que puede ser el principio de una escapada al paraíso, estás de enhorabuena: cada vez son más los alojamientos que cuelgan el cartel de “Sólo adultos.”

Olvídate de los sobresaltos a media noche entre llantos, de las rabietas en la piscina o el restaurante del hotel y de las carreras por los pasillos que conducen a las habitaciones. Si estás en un hotel solo para adultos, te olvidarás de que existen los niños y, de paso, podrás disfrutar de algunos originales servicios destinados para un público mayor de edad.

Cada vez son más los hoteles con este tipo de propuestas, tal y como lo cuenta Iván Arrive, director del portal especializado Enjoy no kids, que desde hace año y medio, y aprovechando “un nicho de mercado en crecimiento”, ofrece una selección de 140 hoteles solo para adultos.

“No ofrecemos todos los alojamientos de este tipo, hacemos una selección entre los que tienen un servicio o una ubicación que los hace especiales”, explica Arrive, quien calcula que en una fecha como San Valentín, el número de reservas en este tipo de establecimientos se pueden incrementar entre un 22 y un 24 %.

Desde hoteles pequeños y con encanto, hasta lujosos cinco estrellas. Los amantes de los viajes sin niños pueden acceder a alojamientos “con tarifas similares a otros hoteles del mismo rango y ubicación”.

Lejos de lo que se podría llegar a pensar, quienes recurren a este tipo de hoteles “no son gente que odie a los niños, todo lo contrario”, comenta Arrive, “la mayoría son parejas que tienen sus propios niños y que deciden dedicar un fin de semana a la pareja”.

Discreción, intimidad y horarios a merced del huésped. Son algunas de las características que debe ofrecer todo hotel destinado al alojamiento de parejas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo