Una carta de amor perdida en el tiempo

Por EFE/PUBLIMETRO

“Si el miércoles no las llevara, no hables el jueves al otro que va con uvas (…) Me dirás si recibiste lasuvas y que mandarás las cartas con el que lleve las uvas (…) Sin otra cosa por hoy, besos del que te quiere”. Estas palabras de amor fueron redactadas por Pepe a su amada Emilia en una misiva de 1921.

  Casi un siglo después, un grupo de arqueólogos encontró los versos de amor entre los cimientos de la iglesia de San Matías de Granada, en el Museo de la Alhambra, en Granada, España.

  La pieza, que se cuida como un tesoro, es un simple pedazo de papel, deteriorado por el paso de los años en el que P epe, un vecino del municipio alpujarreño de Sorvilán le contaba a su amada Emilia que le mandaría con un recadero otra misiva junto a un racimo de uvas dirigido a un tal don Antonio.

  Más preguntas que respuestas revela la misteriosa carta ¿Emilia recibiría las uvas? ¿Le respondería a Pepe? ¿Cuál sería el final de esta historia? Pero de lo poco que se sabe es que entre Sorvilán y la iglesia de San Matías, había una distancia de 92 kilómetros por caminos poco transitables, por lo que, sí se puede decir que Pepe estaba realmente enamorado.

  El personal de la Alhambra seguirá ahora la pista para conocer cada detalle de los lugares que cobijaron los paños de madera del artesonado mudéjar y, con ellos, la carta de amor, que se expondrá en el museo. 

Lea también

MÁS VIDA CON ESTILO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo