Yo fui ‘Protagonista de Nuestra Tele’ por un día

Por Diego Hernán Pérez Serrano

Cumplí el sueño de varios miles de colombianos: estar en la Casa Estudio de ‘Protagonistas de Nuestra Tele’. Cumplí el de ellos, pero no uno de los míos. Llegué a uno de los estudios más grandes de RCN por trabajo y con el objetivo de hacer una crónica. Sentir, observar, detallar y describir el lugar en el que han vivido cerca de 80 personas que buscan figurar en la pantalla chica colombiana.  

Estar ahí es extraño desde el primer momento. Para ingresar, uno debe despojarse de todo elemento que le permita el contacto con el mundo de los vivos, el de verdad. “Hay que llenar un formato con todas las pertenencias que no pueden ingresar: relojes, celulares, dinero, tarjetas de crédito, llaves… hasta cuadernos y esferos”, indicaban los productores del reality. 

Antes de entrar ya me empezaban a tratar como una especie de celebridad. Yo, un periodista que cubre la sección Bogotá del periódico más grande del mundo, PUBLIMETRO, me pregunto, una, dos… cinco y más veces: “¿qué carajos hago acá?”.  

José Fernando, uno de los asistentes técnicos de sonido me alambró, es decir, poner el micrófono con una especie de diadema en la nuca, junto al cable que va por la espalda hacia el transmisor de FM que se deja amarrado por la cintura. A través de este, cualquier palabra, susurro o suspiro me lo iban a escuchar los cerca de 240 personas que hacen parte del equipo de ‘PDNT’.

Entendí, desde ese momento, que el micrófono se convertía en otra parte de mi cuerpo… hasta para entrar al baño debía llevarlo. Curioso, pero acá, “la realidad supera la ficción”, me advirtió Carmen Julia Martínez, la directora creativa de ‘Protagonistas de Nuestra Tele’.

Lo mismo ocurría con los otros 17 invitados que íbamos a ingresar a la casa estudio. Me sentía como en el primer día de colegio. Pero de colegio extranjero, donde me hablan un idioma diferente. Y volvía a hacerme la pregunta: “¿Qué hago acá?”. Y me surgía otra: “¿Por qué la gente se presenta a estos realities?”. Cada quien con sus cositas.

El ejercicio consistió en convivir junto a mis colegas periodistas y presentadores un día, y darse cuenta cómo se desarrolla la convivencia en este lugar, que, según comentarios de la gente, se hace con libreto.

Y no es fácil. “Al estar aislado, al no tener contacto con el mundo externo, esa realidad hace que aflore realmente tu personalidad”, me explicó Carmen Julia Martínez.

Adentro usted deja de depender de sí mismo. Queda internado en una especie de prisión con 46 cámaras que lo vigilan, que le siguen el paso en todos los rincones, hasta para bañarse. También, debe compartir con personas que, en mi caso, nunca había intercambiado palabras. Natalia Valenzuela, señorita Huila (2011), se convirtió en mi compañera de cuarto. Nunca había dormido con una reina, por ejemplo.  

Me enfrenté en un ‘Cara a cara’ con un colega de Cartagena. Nada personal. Solo le dije que no me gustaba cómo le quedaba la camisa. Tenía una talla L, siendo él talla S. Así funciona esto, ¿no? Decir lo que no le gusta de una persona.

La experiencia es rara. Estás con personas que se convierten en tus ‘amigos’ por un día. No hay mucho por hacer en la casa de tres habitaciones, dos baños, un gimnasio, una sala, una cocina, un comedor, un sauna, un solar con piscina, una sala de teatro y ya. Ese es el lugar donde deben convivir los próximos participantes de la sexta temporada de uno de los realities más polémicos de Colombia.

Deberán afrontar todo tipo de actividades, como explica la directora creativa: “Tenemos clases de improvisación fija, presentación, gym, canto, clases de acción, humor, bailes, le apostamos a la formación”.

Adentro solo hay hermetismo, uno está supeditado a la gente de la producción y el tiempo se convierte en una especie de enemigo que te pellizca el cerebro. O por lo menos en mi caso, que no quería estar más tiempo allí. De mi parte, no sé si desearle admiración a los próximos participantes o decirles que mejor lo piensen. Que se busquen la fama por otro lado.

Al salir de esa enorme casa estudio, después de 21 horas de convivencia, puedo decir que allí no hay libretos y como atinó su directora creativa, que ya es una experta con más de siete realities en su historial profesional, “la diferencia se abarca con los personajes que ingresan a la casa estudio. La realidad supera la ficción”.


El dato
240

Personas conforman el equipo de producción del reality de RCN que inicia su sexta temporada.

Lea también

Protagonistas de Nuestra Tele: Concursantes polémicos

Las 5 escenas de sexo más polémicas de la televisión colombiana

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo