No parece, pero LinkedIn sí es útil

Búsqueda de trabajo. La mayoría de quienes se encuentran sin empleo, además de actualizar su hoja de vida, se ocupan en mejorar el perfil en las redes sociales. Pero ¿qué tan efectivo es buscar un puesto por internet?

Por PUBLIMETRO

Cuando no se tiene trabajo hay un momento en que se entra en crisis, se cae en desesperación y se activa la hoja de vida en todas las bolsas de trabajo que se conocen, además de escribir mails a todos los contactos que se tienen.

Y es que a veces se está tan desesperado que se recurre a las redes sociales para conseguir trabajo. Sin embargo, al parecer es más fácil conseguir un puesto en cualquier red social menos en la especializada en empleo, LinkedIn.

Según una encuesta de Trabajando.com y Universia, el 34% encontró trabajo por Google+, el 32% por Facebook y solo el 27% en LinkedIn. Es como si los empleadores no estuvieran buscando a quien ocupe sus puestos en esta red social.

 Para Hays, oficina de headhunters, LinkedIn sí es una base de datos importante para el reclutamiento de nuevos empleados, lo único que hay que hacer es tener un sistema automatizado de búsqueda de currículos. “El proyecto LinkedIn fue un verdadero golpe estratégico para el negocio”, dijo Steve Weston, director del Grupo de Tecnología.

Esta red social surgió en 2002, pero no fue hasta 2008 que alcanzó los 25 millones de usuarios. Pero este sitio especializado en buscar empleo solo aplica para cargos altos, para grandes ejecutivos y no para pequeños trabajos.

Sin embargo, es bueno tener actualizado su perfil en LinkedIn porque los reclutadores o empleadores pueden publicar las ofertas en otra red social, pero revisan el perfil de LinkedIn a la hora de hacer las entrevistas.

Estos son algunos tips para tener un buen perfil en LinkedIn:

Una buena foto
Deje las locuras para Facebook, publique una foto limpia, como de hoja de vida.

Toda la información
No deje espacios en su perfil. Escriba todos sus estudios, trabajos y referencias.

Use una dirección de correo oficial
Olvídese del mail que tenía cuando salió Hotmail, el de los 15 años. Si no tiene, abra uno con su nombre, uno decente.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo