Cómo sentirse bien... desnudo

Salud. La autora de ‘Woman Code’ convierte el cuerpo en una “fuente de energía” con estos consejos

Por Meredith Engel/ MWN

Abdominales, barros, disminución del deseo sexual. Si es una mujer y está envejeciendo, solo podríamos describir la monótona actividad promedio de los martes en la noche. En cambio, Alisa Vitti, experta en salud hormonal y  autora de ‘Woman Code’, su libro sobre “sobrealimentación” del deseo sexual, dice que esto no tiene que ser así. “Lo que es normal es que el deseo sexual  aumente con la edad”, dice Vitti. “Necesitas entrenar el cuerpo para aprovechar al máximo el tipo de alimentos que nos proporcionan micronutrientes, los cuales nos ayudan a producir niveles óptimos de hormonas, metabolizarlas y sacarlas del cuerpo”. Todo comienza con una dieta:   

Evite:

Soya: más específicamente la proteína aislada de la soya. Está llena de estrógeno, que tiene el riesgo de exacerbar los síntomas hormonales. Sin embargo, la soya fermentada en pequeñas cantidades, como la pasta de miso, el tofu y el tempeh, son aceptables.


Leche de vaca:
contiene caseína, una proteína que hace difícil que los nutrientes lleguen a las glándulas del sistema endocrino (una colección de glándulas que secretan hormonas). Esto hace difícil el funcionamiento hormonal, que puede generar enfermedades como el acné. ¿Preocupada por el calcio? La col china o mostaza del apio y las semillas de sésamo son una buena alternativa a los productos lácteos.

Trigo: o la proteína que tienen algunos alimentos a base de este cereal, como el gluten, que se encuentra en la pizza, ya que disminuye la fertilidad en algunos individuos y eleva los niveles de estrés.

Procure: Jugos verdes: el glutatión, un antioxidante presente en frutas verdes y verduras, junto con el huevo desintoxican el hígado y ayudan a proteger los ovarios. Un jugo al día es suficiente, sólo se debe mezclar algo de col rizada, pepino, perejil, jengibre, limón y manzana.

Huevos: ayudan al cuerpo a producir progesterona, la hormona contraria al estrógeno, lo que mantiene un equilibrio en cuanto a su estado de ánimo.


Aguacate:
este fruto verde cremoso es una gran fuente de Ácidos Grasos Esenciales (AGE). Como las hormonas están estabilizando el anillo de lípidos, los AGE ayudan a mantenerlo estable y que funcione correctamente.


Espinaca y col:
estos alimentos verdes oscuros y frondosos contienen calcio y magnesio, que ayudan al cuerpo a descomponer y eliminar el estrógeno, que, en exceso, es la raíz de muchos problemas hormonales.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo