El "boom" coreano: más allá del Gangnam Style

Telenovelas, cine y grupos pop que son seguidos por miles de adolescentes de todo el mundo. Estas tres cosas tienen un país en común: Corea del Sur, que con estos productos, ha causado impacto en Colombia. Un recorrido a este fenómeno que comienza a popularizarse en el país.

Por Luz Lancheros

Son todos apuestos. No tienen más de 25 años y se caracterizan por una estética cuidada, y arriesgada para los cánones de belleza masculina de Latinoamérica. Todos son delgados, muchos de ellos se alisan el cabello y no temen usar peinados, colores y ropa que para muchos hombres en Colombia pondrían en duda su virilidad.

Paradójicamente, por eso tienen una gran cohorte de fans de 15 a 25 años, no solo en su país de origen (Corea del Sur), sino en toda Latinoamérica y en el país. SuperJunior, el nombre de este grupo de muchachos que se formó en 2005, ha cautivado a las colombianas desde hace muy pocos años.

Y ellos no son los únicos. Grupos como BigBang y Girls Generation, entre muchos, han hecho que la música comercial coreana se popularice en nuestro país a través de blogs, comunidades, redes sociales, tiendas de parafernalia y concursos de baile, que por supuesto, no se parecen al Gangnam Style que el rapero Psy popularizó. Esta canción puso los ojos del mundo sobre Corea, pero desde hace cuatro años, por lo menos en Colombia, la cultura hallyu, que es el término oficial para la “Ola Coreana”, incrementa su número de seguidores, que se identifican con la moda, el estilo de vida y con sus productos audiovisuales.

No por nada el canal RCN aprovechó el fenómeno, que desde hacía más de una década causaba furor en la televisión asiática y africana (China fue el país que comenzó a transmitir novelas de este país, con alto rating, en 1999), que  con la transmisión de telenovelas de este país, siendo la más reciente “La mujer de mi esposo”, se adueñó de la audiencia en las tardes. ¿Qué ha hecho que los productos comerciales de este país hayan fascinado a las jóvenes colombianas?

“Creo que la principal razón es que son chicos guapos y tiernos. A muchas les encanta que sean cariñosos con las fans, esto es una particularidad de los grupos de K-Pop que quizás no se vea muy a menudo en grupos musicales de otros países, y lo mismo pasa con los grupos femeninos. Las canciones son extremadamente pegajosas, fáciles de recordar y las coreografías son atractivas. Estas hablan de un amor romántico, inocente y puro”, argumenta Helsic Yiverus, colombiana y presidenta del club de fans de SuperJunior oficial en Hispanoamérica, y reconocida como tal, aparte del club oficial coreano, por el mismo grupo.

Cabe añadir que su foro cuenta con casi 10.000 miembros y sigue creciendo. Otros grupos similares, netamente colombianos, cuentan con casi 2000, y organizan eventos de danza, baile y comparten noticias en redes sociales del star system de este país, que ocupa el noveno lugar en el mercado mundial audiovisual.

Y por eso, tal y como se ha demostrado a nivel mundial en el caso de las novelas coreanas, la truculencia y el drama intenso que toca relaciones amorosas y familiares, más una estética pulcra, venden.

Expertos en cultura como Manuel Carreño, ven que el fenómeno engancha por su estética novedosa y llamativa, pero al mismo tiempo, lo considera transitorio “Supongo que como pasa con Bollywood (famoso género cinematográfico de la India), a la gente le llama la atención ver lenguajes distintos a los nuestros y muy lejanos   en tantas formas. Es conocer algo de lo que no se tenía referencia, sobre todo en algo como el melodrama, que es tan cercano a nosotros. Pero, por otro lado, el hallyu no es ninguna expresión alternativa ni nada por el estilo. Es simplemente una moda que   por venir de lugares distintos a los de siempre, llaman la atención de la gente: son fenómenos transitorios que hacen parte de la necesidad del mercado de estar generando productos distintos que generen impacto”, afirma.

Por supuesto, los fans no coinciden. El hallyu en Colombia es un movimiento que tiene representantes en cada ciudad, y para ellos es un estilo de vida .“Para nosotros es seguir una cultura, y aprender su disciplina, sea aprendiendo su idioma, sus bailes, y ver que esto comenzó como un gusto y se vuelve una actividad que contribuye a cosas buenas en nuestras vidas, lo vuelven algo muy motivador”, opinan las representantes del grupo Girl K- POP Colombia, grupo que lleva tres años, y que gracias a esta comunidad y a la comunidad Hallyu Colombia, busca expandirse.

¿Durará la Ola Colombiana lo que duró el Gangnam Style? Imposible de prever. Lo que sí es cierto, es que estos jóvenes de peinados asimétricos y estilo completamente ecléctico y pulcro, siguen cautivando corazones con sus canciones e historias de telenovela.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo