Al que madruga no lo deja el bus del colegio

Consejos. No hay nada más estresante tanto para los papás como para los hijos, en la época escolar, que levantarse temprano. Sepa cómo hacer para no empezar los días con el pie izquierdo

Por Publimetro Colombia

Seis de la mañana y su casa parece una escena de una película cuyo tema central es el apocalipsis: niños llorando, papás gritando, alarmas sonando y una ventana que es testigo de cómo un bus escolar se aleja en medio de la oscuridad y de la niebla porque no hay nadie a quien recoger en el paradero.

Ese es el panorama de pesadilla el primer día después de vacaciones escolares. Sin embargo, cada vez que esto pasa, los papás se preguntan si no habrá una forma de lograr que los niños madruguen sin mayores traumatismos.

Y es que el problema no es solo para los niños, los papás, además de estresarse con los gritos y los llantos de los pequeños, deben reorganizar toda su mañana para llevar a los niños al colegio.

Sin embargo, hay una forma, o varias, de lograr que su casa no sea un caos en las mañanas y que la valeriana no forme parte de su desayuno.

No es necesario un encantador de niños que logre amaestrarlos y que las mañanas sean un momento feliz (olvídese de contratar un encantador de niños).

Tampoco es necesario que se inscriba a ese programa en el que contratan una niñera para que eduque, no solo al niño, sino a toda su familia.

Lo único que se requiere son unos tips y aprender a conocer bien a sus hijos.

Estas son algunas de las salidas para que sus mañanas dejen de ser una pesadilla.

1. Tiempo de sueño
Conozca cuánto necesita dormir su hijo

Cada persona tiene un tiempo de sueño distinto. No todos los niños tienen un mismo ciclo de sueño. Algunos duermen más tiempo y unos menos. Para saber cuánto necesita dormir su hijo, pruebe un fin de semana anotar la hora en la que se duerme y en la que se despierta. Así sabrá cuántas horas de sueño necesita el niño. De esta forma sabrá a qué horas debe acostarse para que se levante descansado al colegio y sin mayores traumatismos.

2. Acostarse temprano
Prepare a sus niños para el momento de ir a la cama

Haga la comida temprano, procure no cocinar nada pesado, ni darles a los niños azúcar. La idea es ir aclimatando la casa para el descanso. No haga nada que pueda emocionar excesivamente a los niños aunque se muera de ganas de hacerlo. No le suba el volumen al televisor, ni ponga música muy fuerte. Tampoco los entretenga con cuentos. Procure que sus hijos sientan que ya el día se acabó y que no les queda más que dormir y recuperar energía.

3. Evite traumas
Que el levantarse se convierta en un buen ritual

No despierte a los niños a los gritos, ni abriéndoles las cortinas (entre otras cosas porque a esa hora ni siquiera hay luz), ni amenazándolos, eso solo va a hacer que los pequeños odien más el momento de levantarse. Hay que crear todo un momento tranquilo alrededor de la madrugada. Levante a sus niños entre 10 y 15 minutos antes de la hora. Hágalo suavemente, consintiéndolos. Así, sus hijos no tendrán problemas al levantarse.

4. Desayuno
Prepare algo que incentive al niño a despertarse

Si usted hace un desayuno balanceado, pero que llame la atención de su hijo creará una motivación más para que el pequeño se levante. No olvide darle lo que su niño necesita, pero de una forma atractiva para él. Si los niños piensan que los espera una mesa llena de lo que a ellos más les gusta, de la forma en que les gusta, seguro será una motivación para pararse de la cama y alistarse rápido. Sí, es más trabajo para los papás, pero se verá recompensado.

Miren Vitore Magyaroff
[email protected]
@Mirenvito

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo