“Esa carrera no da plata” está mandado a recoger

Educación. Cada vez es menos común que solo los programas académicos que den dinero sean los más demandados

Por Publimetro Colombia

Carreras que no tienen futuro ya no existen. Los jóvenes que sientan un gusto por un programa específico pueden seguir su camino sin pensar en lo que viene después o si realmente es rentable o no.

Los padres muchas veces desaniman a los futuros estudiantes universitarios sobre la elección de su carrera asegurándoles que esa profesión no es rentable, que no sirve para nada y que no van a conseguir trabajo. “Yo quería estudiar Artes Escénicas porque siempre me había gustado bailar, pero mi papá me dijo que de qué iba a vivir y me negó esa posibilidad, así que escogí Diseño de Modas, aunque no era mi primera opción”, asegura Sylvia Rodríguez.

Sin embargo, la apertura de varios campos de acción, así como la especialización del mercado laboral, les ha abierto las oportunidades a los estudiantes de todo tipo de carreras. Frente a esto, las ciencias sociales y humanas han sido las más sacrificadas. La Sociología y la Antropología, entre otras, siempre tenían un camino corto a nivel laboral, sin embargo esto ya no sucede porque algunas ONG y espacios gubernamentales abren las puertas a lo que estos profesionales tienen que decir.

“No es bueno que los padres te escuchen, te guíen y te apoyen cuando eliges algo, porque cuando sientes ese apoyo, seguramente el alcance laboral es mayor. Si se es bueno en  lo que se hace, el trabajo llega inevitablemente”, afirma Rodríguez.

El talento innato y el gusto por lo que se hace es lo que hace a un profesional destacarse en una carrera, independientemente del campo de acción. Lo importante es estar siempre preparado para destacarse en algo y hacerlo de la mejor forma, cuando se tienen estos elementos la entrada laboral es más sencilla.

“No se puede decir que es fácil o que se va a conseguir trabajo apenas se termina la carrera, pero si uno es bueno en lo que hace, el campo de acción se abre y logras ponerte a la par de los demás”, asegura Rodríguez y concluye que “yo ya no quisiera estudiar Artes Escénicas, esa tal vez es mi gran frustración de la vida, pero igual creo que me destaco en lo que hago y encontré otra pasión en la vida”.

Ángela Pérez / Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo