Próximo destino: una buena comida en el aeropuerto

Tendencia. Los aeropuertos por fin han entendido que los viajeros no quieren comer basura antes de tomar su vuelo. La mejora en la calidad de la comida de aeropuerto quiere decir que los pasajeros pueden cambiar McDonald’s por un banquete con estrellas Michelin

Por Publimetro Colombia

Viajeros volando a Stuttgard pueden disfrutar de una comida calificada con estrellas Michelin en el restaurante Top Air antes de montarse en un avión, pero el resto de los mortales tiene que escoger entre un menú de comida rápida, caro, con queso rancio y jamón barato.
 
Afortunadamente, los aeropuertos están cayendo en la cuenta de que quienes se van de vacaciones y quienes viajan por negocios quieren comer un poco mejor antes de subirse a esos aburridos viajes. 
“Durante la década pasada, los estándares gastronómicos de los aeropuertos han ido aumentando y las expectativas de los clientes que acuden a los terminales a comerse algo también ha subido”, dice Mark Kassapian, vocero de los especialistas de comida y bebida de los aeropuertos, SSP. 
 
“Incluso quienes viajan por aerolíneas de bajo costo quieren terminar su viaje comiendo bien, en un restaurante bueno”, agregó.
 
El año nuevo pasado, el Aeropuerto Internacional St. Paul de Mineápolis abrió su pasillo de comida y Delta abrió recientemente una plazoleta en LaGuardia, que incluye Bisoux, un restaurante francés, un sitio de hamburguesas gourmet llamado Pat LaFrieda y un sitio de carnes, el Prime Tavern. Además, en estos meses en Los Ángeles, LAX se abrirá una rotonda que incluye un sitio de comida vegetariana. 
 
Mientras tanto, chefs calificados con estrellas Michelin administran Altitude en el Aeropuerto de Ginebra. Hung’s Delicacies en el terminal de Hong Kong, Aire Tapas en Alicante, Lamoraga en Málaga y Plane Food en Heathrow de Londres son administrados por la estrella del programa ‘Hell’s Kitchen’, Gordon Ramsay.
 
“Un buen restaurante de aeropuerto es aquel que provee un excelente servicio y asegura que la comida será servida a tiempo para que sus comensales no pierdan los vuelos”, afirmó Lenny Russo, chef en el famoso restaurante Heartlands de Mineápolis, que creó un menú rústico con ingredientes locales para el Mill City Tavern en el aeropuerto de Mineápolis. 
 
“Pero es un restaurante que incluso puede defenderse fuera de aeropuerto”, agregó. 
 
Y es que no solo los aeropuertos están cambiando la comida rápida por buena comida. También están buscando cambiar cadenas internacionales por sucursales de restaurantes locales. Algunos de los chefs locales más importantes fueron invitados a abrir restaurantes no tan caros en el Terminal 5 del aeropuerto JFK de Nueva York. Deep Blue, por ejemplo, ofrece sushi de buena calidad a los viajeros, preparado por el chef de Buddakan Michael Schulson. Los cocineros de Balthazar and Pastis también tienen a su cargo Brasserie La Vie y Piquillo, uno de los primeros bares de tapas en un aeropuerto en todo Estados Unidos. 
 
“Trayendo los sabores locales y la cultura al aeropuerto crea una cierta sensación del país en el que se está”, explicó Rick Blatstein, un especialista en comida y bebida que supervisa los restaurantes en los aeropuertos de Estados Unidos. “El aeropuerto es la primera impresión de una ciudad, lo que da una oportunidad para que los viajeros conozcan lo que la ciudad les depara”, comentó. 

MWN
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo