Las siete clases de clientes que afectan las marcas

Estudio. Se analizaron tipos de consumidores molestos que pueden llegar a dañar una compañía

Por Publimetro Colombia

La Universidad Estatal de Washington (Estados Unidos) por medio de un estudio identificó y categorizó siete tipos de clientes que sacan de quicio a todo el mundo.
 
“La gente no va a un restaurante solo para disfrutar de una hamburguesa –explica–, van a pasar un buen rato, disfrutando del ambiente del establecimiento. Si se marchan habiendo disfrutado la hamburguesa, pero diciendo que han pasado un mal rato, aunque no sea culpa del restaurante, afectará a la imagen de este”, comentó Joel Anaya, autor de la investigación y estudiante de Administración de Empresas.
 
El estudio se basó en un principio en analizar tan solo el comportamiento de los clientes ‘saboteadores’; pero entonces a medida que se iba desarrollando, Anaya se dio cuenta de que nadie había estudiado cómo el comportamiento de estos afecta al resto de clientes.

1. Malhablados
 
Según la investigación, son los saboteadores más comunes. Gritan y alzan la voz por encima de las del resto de los clientes y para ello utilizan todo tipo de malas palabras y groserías. Estos clientes pueden volverse especialmente molestos si hay niños cerca. “Es asombroso lo que unas pocas malas palabras pueden hacer, y el efecto incómodo que pueden producir en la gente de alrededor”, explicó Anaya.
 
2. Paranoicos.

 
Estos clientes molestos gritan constantemente en tono de regaño y furia desenfrenada.  Para el autor, son “los clientes realmente furiosos que no saben cómo manejarlo”. Son como los malhablados, pero comienzan a gritar a la primera señal de un servicio inadecuado o una injusticia percibida. No tienen paciencia y todo el tiempo están irritados.
 
3. Con higiene deficiente.

 
Anaya lo tiene claro: “Con toda franqueza, estos clientes huelen mal”. Su sudor entra en contacto con el resto de clientes y personal laboral, no se tapan cuando estornudan y se comportan muy mal en público. Según el investigador, “son muy frecuentes en los aviones”.

4. Los minuciosos.

 
Los clientes de esta categoría hacen énfasis en los pequeños detalles e incluso insisten en pagar la cuenta o la factura céntimo a céntimo en una tienda, es decir, cuando pagan en una tienda con monedas de cincuenta pesos y esperan que sus vueltas sean en la misma proporción.

5. Con hijos maleducados.

 
Los clientes que son “malos padres con niños malcriados” que se rehúsan disciplinar a sus hijos rebeldes, cuyo comportamiento en muchas ocasiones molesta a los demás. En esta categoría, comenta Anaya, los clientes más comunes son los de un vuelo con un niño que está llorando incontrolablemente. La única solución es regañar a los padres, no a los hijos.
 
6. Los que rompen las normas
 
Para el autor de la investigación, estos clientes son el tipo de gente que hace trampa para llegar más rápido a la caja de un supermercado o sube del lado equivocado cuando utiliza las escaleras eléctricas molestando a la gente que quiere ir andando. Anaya no habla de gente que se salta la ley, sino de aquellos que, simplemente, no respetan las normas de convivencia.
 
7. Extravagantes.

 
Los consumidores de esta particular categoría son aquellos que exigen productos que nunca han existido en un determinado establecimiento o piden que un plato en un restaurante no tenga la mitad de las cosas que lleva en la carta.
Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo