La obesidad de la mascota es más riesgosa que tierna

Salud. El paso más importante consiste en reconocer que el perro o el gato tiene unos kilos de más que debe rebajar

Por Publimetro Colombia

Una mascota gordita puede verse bonita, pero en ese estado su compañía canina o felina podría morirse. Y por el pequeño tamaño del animal, incluso unos kilos de más pueden estar apuntando a una dirección equivocada. 
 
“La percepción no es que sea un problema médico: es que es simplemente adorable y tierno”, aseguró el doctor Steven Budsberg, profesor y director de investigación clínica del Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Georgia a METRO INTERNACIONAL. “Pero si usted tuviera a una abuela de 300 libras no la estaría llamando ni tierna ni adorable”, agregó Budsberg. 
 
La obesidad animal se ha incrementado. De acuerdo con la Asociación de Obesidad Animal y Prevención, 54% de los perros y gatos en Estados Unidos (cerca de 93 millones de mascotas) sufre de estos problemas. Cuatro de cinco veterinarios de Reino Unido aseguran ver más animales gordos, de acuerdo con BBC. Y en una reciente encuesta dos tercios de los profesionales veterinarios afirmaron que la enfermedad número uno que enfrentan los animales domésticos en Europa es la obesidad.  
 
Más de la mitad de los casos conocidos de eutanasia animal ha ocurrido por problemas desarrollados a partir de la obesidad. Como los humanos, que los animales estén muy gordos también implica problemas para su salud. 
 
Además de diabetes, problemas respiratorios o cardiacos, e incluso cáncer, tener sobrepeso implica problemas renales y osteoartritis. Y el riesgo de salud más grande es que puede causar una muerte temprana. 
 
Considerando que la mayoría de estos animales viven cerca de 15 años, existe el riesgo en un alto porcentaje de que su periodo de vida se acorte. Un estudio reciente en un laboratorio probó cachorros de diferentes camadas con purina. A la mitad se le dio un 75% de lo que el otro grupo estaba comiendo, que fue básicamente sin límite hasta que los perros se engordaron demasiado al cumplir 3,25 años de edad.
 
Los animales que comieron menos lograron vivir 2,8 años más que el otro grupo. “Es una buena parte de su vida, entre 15 y 20% de expectativa”, explicó Budsberg.
 
Los veterinarios están peleando en una batalla de largo aliento. Budsberg aseguró que  la porción recomendada en las bolsas de comida para perros no se tiene en cuenta y los centros de caridad de perros en Reino Unido reportaron que el 42% de los dueños alimenta diariamente a sus perros hasta engordarlos. Todo esto sin tener en cuenta que el frío implica que los perros hagan menos ejercicio. Así como los humanos, un plan de adelgazamiento para animales dependen tanto del metabolismo del animal como de su ejercicio. No existe una manera única para ayudar al perro o al gato reducir su exceso de peso.          
 
Michelle Castillo-Metro World News
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo