Los ‘Bon bril’, hasta con sueldo

Análisis. Los jóvenes adultos (entre 20 y 34 años) no quieren abandonar su casa y la excusa, más general, es la situación económica

Por Publimetro Colombia

Cada vez son más los jóvenes adultos (entre 20 y 34 años) que no se independizan y que viven con sus padres. 
 
De acuerdo con el Centro de Investigaciones PEW (Estados Unidos EE. UU.) más de dos mil jóvenes adultos (39%) entre 18 y 34 años están viviendo con sus padres o se han trasladado de nuevo en forma temporal debido a la economía.
 
Los investigadores están llamando a estos “jóvenes” como la “generación boomerang”, o “Bon bril” en Colombia, pues aunque tienen puestos de trabajo, sus salarios no son suficientes para mantener el estilo de vida que quieren llevar. 
 
Para el psicólogo Nicolás Bahamón, “más que razones económicas, lo que genera a  que los muchachos entre los 20 y 34 años no abandonen su hogar son circunstancias emocionales, porque los padres se han encargado de infundir temores (como por ejemplo: este país no es fácil, el dinero no alcanza, etc.) que impiden a los jóvenes llevar una carga económica y motivadora”. 
 
PEW también señaló que el 78% de los jóvenes adultos está completamente satisfecho con la vida en el hogar y que por nada se irían, pues las condiciones económicas no son las mejores.
 
“Definitivamente las condiciones económicas no colaboran para que los muchachos salgan de su casa, pero está comprobado que quienes tienen menos oportunidades son más recursivos a la hora de buscar y generar ingresos, así que no hay excusas para que los jóvenes mejores posesionados económicamente salgan del seno de sus padres”, dijo a PUBLIMETRO Bahamón. 
 
Según PEW un problema potencial es que algunos de estos jóvenes no están dispuestos a comprometer sus ideales para llegar a donde quieren ir y prefieren tomar las cosas con calma. 
 
Otra de las razones que influye en la decisión que los jóvenes adultos no dejen a sus padres es que estos últimos no quieren que sus hijos pasen necesidades y prefieren que se queden en casa. 
 
“Muchos padres no dejan que sus hijos avancen (en relación con la independencia), porque temen que no hagan mercado, no cocinen, no puedan pagar un recibo y no se alimenten correctamente, sin notar que ya están en la capacidad de hacerlo”, mencionó a este medio Carolina Cárdenas, psicóloga familiar. 
 
Este fenómeno no sólo se ve en EE. UU. o Colombia, en países como Canadá el 60% de los jóvenes adultos (entre 20 y 24 años) todavía vive con sus padres, y en Italia, el término ‘bamboccioni’ (que literalmente significa “niños grandes”) ha sido acuñado para describir a ese 70% de los jóvenes que vive en el hogar, de acuerdo con el Financial Post.
 
“Lo extraño de la situación es que muchos jóvenes argumentan no tener el dinero suficiente para irse de su casa, pero (por circunstancias) cuando se convierten en papás solteros generan automáticamente un motivo y comienzan a buscar nuevos ingresos económicos”, concluyó Bahamón. 
La encuesta de PEW reveló que, incluso para aquellos que deciden salir de la casa de sus padres, el 34% todavía estaba recibiendo algún tipo de apoyo financiero de estos.
 
Publimetro-mwn/foto: getty
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo