Nacidos el 29 de febrero exigen sus derechos

Hoy, Peter Brouwer, un ge­rente de logística a punto de jubilar en Vancouver, está celebrando su cumpleaños número 14. No, Brouwer no es un adolescente superdotado, es un hombre de 56 años a quien le toca celebrar su cumpleaños cada 4 años.

Por Publimetro Colombia

Brouwer, como otros 5 millones alrededor del glo­bo, nació un 29 de febrero. La probabilidad de nacer en este día es de 1 en 1.461, según la “Sociedad Honoraria de los Nacidos en Día Bisiesto”, un club online de casi 10 mil integrantes que Brouwer co-fundó para que los “bisiestos” puedan compartir experiencias y en algunos casos la frustración causada por la caprichosa fecha.

“Me resulta particularmente irritante cuando de­bo llenar un formulario en Internet y el sistema reconoce la elección de 29 de febrero como un error”, cuenta Brouwer.

“La ley establece que en los años no bisiestos, mi cumpleaños cae el 1 de mar­zo. Ese es el día de mi nacimiento según la agencia de seguros”, agrega.

“¿Por qué en un año bisiesto cuando finalmente podemos tener un cumpleaños que podríamos llamar ‘real’, Facebook aún muestra la fecha a nuestros amigos como 28 de febrero?”, escribe Mandy Carney en la página de la Sociedad Honoraria en la red social.

La “Sociedad Honoraria” está impulsando una campaña para que el día bi­siesto sea reconocido como una fecha en el calendario estadounidense de feriados. “Queremos que todos los calendarios im­presos en EEUU incluyan el bisiesto cuando correspon­da. Tenemos celebraciones como el Año Nuevo, el Día de San Valentín e incluso el Día de la Marmota, entonces por qué no podemos celebrar el 29 de febrero”, opina Brouwer.

“Este día se celebra el hecho de que nuestras es­taciones pueden llegar en sincronía cada año”, a­grega. “La ironía del día bisiesto es que pese a ser una anomalía cronológica, hace que nuestro calendario se or­dene. Deberíamos celebrar eso”.

Año bisiesto

El día extra en el calendario fue añadido por Julio César, un ajuste que asegura que las estaciones lleguen en la misma fecha cada año.

1288: una ley promulgada por la reina Margarita de Escocia le permitió a las mujeres proponerles matrimonio a los hombres durante todo el año bisiesto. Si el hombre se negaba, era multado.

1582: el Papa Gregorio XIII para ajustar el calendario estableció que tras el jueves 4 de octubre de 1582 seguiría el viernes 15 de octubre de 1582.

MWN

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo