Contenedores que transforman vidas

Ecodiseño. ¿Alguna vez pensó que podría vivir o trabajar en un contenedor marítimo? Ahora será posible

Por Publimetro Colombia

Miren Vitore Magyaroff/miren[email protected]/@mirenvito.

La idea suena algo extraña, todo hay que decirlo. Vivir o trabajar en una estructura que se usa para almacenar la mercancía que se transporta en barco no suena muy atractivo. Incluso puede llegar a sonar algo triste, como si quienes tomaran la decisión de hacerlo, lo hicieran porque no tienen otra opción.

Sin embargo, esta es una tendencia del diseño mundial. En Europa y Estados Unidos ya existen este tipo de construcciones que, además de tener una estética bastante peculiar, reducen el impacto que las construcciones puedan tener en el ambiente.

“No existe una teoría comprobada acerca de la construcción de hábitat humano con contenedores, lo que vemos regado por diversas partes del mundo son ensayos que con acumulado éxito nos permiten suponer que los contenedores se pueden contemplar como un sistema constructivo alternativo”, explicó la arquitecta María José Salazar.

La idea es novedosa y, a su vez, la solución perfecta para crear un equilibrio entre el desarrollo y el cuidado que se debe tener con el medio ambiente.

“Se llega a esta tendencia gracias a la necesidad cada día mas apremiante de buscar alternativas sostenibles a la alteración que hace el hombre de su entorno natural para hacerlo habitable”, agregó Salazar.

Y es que en verdad es una buena alternativa para crear construcciones sostenibles. La estética va por la línea industrial, parecida al loft, producto de la sociedad artística de la Nueva York de los años 60.

Como parte de este diseño innovador, se comenzará a construir un proyecto que pretende demoler una casa para darle paso a un edificio de tres pisos hecho enteramente en contenedores. Este será el primer edificio en el país que se construye con este tipo de materiales y estética. Su ubicación será en el barrio Belalcazar, en la localidad de Barrios Unidos, de Bogotá.

Para Jaime Pérez, vinculado al proyecto “este es un espacio atrevido, con una estética diferente que pretende causar el menor impacto posible en la zona. Son contenedores metálicos, los mismos que se usan para transportar mercancía en los barcos”, afirmó.

Esta es, justamente, la ventaja de esta clase de construcciones, que están hechas con materiales resistentes que de alguna forma u otra iban a ser desechados.

“Una posibilidad de hacer arquitectura sostenible por medio del uso de estructuras ‘desechables’ que, de otra suerte, deberían ser ‘recicladas’ por medio de procesos contaminantes y costosos”, argumentó la arquitecta jefe del proyecto, del estudio bogotano SYG arquitectos.

Así que no se extrañe de ver esta nueva edificación en las calles de la ciudad. Ya sabe que es una nueva forma de hacer arquitectura con materiales reciclados.

Estas estructuras,  despreciadas por su estética decadente son una alternativas para  construir su entorno habitable de una manera sostenible.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo