Yoani Sánchez: Twitter es un lujo

La bloguera cubana habló sobre su posición frente a los hermanos Castro, la visita de Camila Vallejo a Cuba y la situación del país costero.

Por Publimetro Colombia

Tiene un hijo adolescente, Teo, y otro que cumplió cinco años en abril. Es un hijo digital, su blog, cuyo nombre es Generación. Publimetro conversó por teléfono con la bloguera cubana más leída en el mundo y que más dolores de cabeza les ha causado a Fidel y Raúl Castro. Por eso no puede salir de Cuba.
Quien no ha entrado a su blog podría pensar que dedica todos sus posts a los hermanos Castro. Sin embargo, existen muchas crónicas de lo que es el día a día en la isla…

Lo que sucede es que yo no soy una analista, me considero fundamentalmente una ciudadana que narra lo que pasa a su alrededor. No pretendo sacar conclusiones, sino que el lector vaya de la mano de una persona que tiene que hacer la cola para el pan, sufrir los problemas de transporte y que también tiene que enfrentar la censura.

Sus críticos aseguran que apoya a Estados Unidos, ¿es cierto?

Es el cartelito que cuelga el Gobierno cubano a quien osa cuestionar al Estado, se utiliza como la metáfora del lobo en los cuentos infantiles. Cuando algo no les gusta, tratan de asociarlo con Estados Unidos. En todo caso, Fidel es más pro norteamericano que yo, siempre habla de Estados Unidos, siempre está pensando en Estados Unidos, ha vivido en ese país y allá aprendió inglés. Su gran obsesión en la vida es oponerse a las políticas de Washington. Yo soy una ciudadana cubana que no quiere irse del país, amo Cuba, pero sin injerencias. Nosotros éramos un satélite alrededor de la Unión Soviética y eso lastimó la soberanía nacional, tenemos que recuperarnos de eso.

¿Qué opina de la censura a la participación de Cuba en la Cumbre de las Américas?

En ese tema hay una confusión que los cubanos vamos arrastrando. Cuba no fue excluida, es el Gobierno de Cuba, que no representa a la totalidad de los cubanos, el excluido. La censura le dio al Gobierno cubano un magnífico argumento para reforzar su propaganda de que el mundo nos deja de lado, entonces como vivimos en una plaza sitiada, “disentir es traicionar”. Yo hubiera preferido que el Gobierno cubano esté en esa silla y que allí le “cantaran las cuarenta”, que le hubieran dicho todo lo que debería cumplir y no ocurriera lo que pasó: que el tema de las Malvinas y el tema de Cuba secuestraron una Cumbre que hubiera podido dar para más.

Se ha vuelto una asidua usuaria de Twitter. ¿Cómo tuitea tanto si cada ‘tuit’ cuesta un dólar, y si además la conexión a internet es tan complicada en Cuba?

Aquí no podemos acceder a internet vía doméstica, es un privilegio que se da a las personas políticamente correctas. Entonces, a los ciudadanos solo nos queda ir a un hotel y pagar seis dólares por una hora de conexión.
Ahora, hace muchos años que trabajo de manera privada y dedico mis recursos personales a Twitter, ese es el lujo que he decidido darme, porque la información es un lujo en Cuba. Además, muchos seguidores de Twitter me ayudan con los pagos de conexión. Es esto o callarme. Prefiero que me acusen de gastar un dólar por ‘tuit’, y no que mis nietos me acusen de haber guardado silencio.

Se le niega la salida de Cuba. ¿Por qué cree que lo hacen?

En primer lugar porque saben que voy a regresar. Cuando sienten que hay una persona incómoda, la empujan al exilio, así se han librado de los inconformes desde hace 53 años. Pero yo no tengo realmente ningún otro lugar del mundo que no sea esta isla, y ellos lo saben. Entonces, que las personas me puedan escuchar podría ayudar a eliminar muchas mentiras que se han dicho de mí afuera. Por otro lado, no me dejan salir como penalización, porque soy como una niña que no puede salir de casa.

Camila Vallejo no quiso reunirse con usted cuando viajó a Cuba. ¿Por qué cree que fue?

No solo conmigo, fue un pedido que le hicimos varias personas de la sociedad civil que no militamos en ningún partido. Lamentablemente, Camila fue inducida por el oficialismo, lo que es una pena porque ella da una imagen de todo lo contrario. Se muestra contestataria, atrevida, y sin embargo en Cuba fue guiada, encerrada en una burbuja con un programa a puertas cerradas. Fue penoso porque su imagen salió perdiendo en todo esto. El Gobierno castrista se validó con la imagen de Camila y lastimaron lo que puede ser su esencia más irreverente.

En reciente entrevista con PUBLIMETRO, Camila señaló que no es que el comunismo haya fracasado sino que “jamás ha existido un real comunismo”. ¿Esto es así?

Coincido con ella, pero el hecho de que nunca se haya puesto en práctica no exonera a las personas que dicen que lo han practicado. El partido de Cuba es el Partido Comunista y en las vallas políticas que hay en todas partes dicen que esto es socialismo. Entonces, o Camila Vallejo está desmintiendo a los gobernantes de la isla, lo cual me parece muy bien, o estamos cayendo en la trampa de un espejismo.


Publimetro Perú

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo