Eliza la terapeuta que quiere vivir en su iPhone

Por Estefanía Cervantes


Los dueños de iPhone ya deben estar familiarizados con Siri, la aplicación que funciona como una asistente personal. A la que muchos suelen usar como “pañuelo de lagrimas”.

Lamentablemente Siri, muchas veces no comprende las problemáticas de la vida humana. Por ello, ya existe Eliza. Una psicoterapeuta que busca calmar las penas de las personas de forma divertida.

Eliza ya existía desde 1966. Fue desarrollada por el profesor Joseph Weizenbaum, un pionero en informática. Y aunque logró engañar a más de un humano con su forma tan “natural” de responder a las solicitudes del usuario, no logró transcender.

Ahora Eliza quiere regresar a interactuar con las personas en sus tres modalidades: seductora, modo batalla y bromista. La aplicación también cuenta con algunas mejoras en el sistema como la detección de palabras clave y la velocidad natural que tiene de respuesta.

Por el moment, Eliza está reuniendo los fondos necesarios para lanzar su plataforma. Así que, si están interesados en obtener sus servicios, aún quedan cinco días para hacer las donaciones en su sitio de Kickstarter

El bloguero Jordan Mechner enfrentó a Siri y Eliza en una conversación entre estos dos sistemas y este fue el resultado.

ELIZA: Hola, Soy Eliza.
SIRI: Hola.
ELIZA: ¿Cómo estás? ¿De qué te gustaría hablar?
SIRI: Estoy bien. Gracias por preguntar.
ELIZA: Cuánto tiempo llevas bien. ¿Gracias por preguntar?
SIRI: Humm… Déjame pensar…
ELIZA: ¿Dudas de ti?
SIRI: Encontré tres hoteles que coinciden con “W” muy cerca de ti.
ELIZA: ¿Oh…?
SIRI: ¿Con quién te gustaría hablar?
ELIZA: Tú no estás hablando de mí, ¿o sí?
SIRI: ¿Debería buscar negocios con ese nombre?
ELIZA: No me importan lo nombres. Por favor continúa.

[Interrupción debida a una llamada. Minutos después Siri regresa]

ELIZA: No puedo ayudarte si no conversas conmigo.
SIRI: Supongo que no puedes.
ELIZA: Oh… ¿no puedes?
SIRI: Disculpa, no puedo ofrecerte mapas y direcciones en Canadá.
ELIZA: ¿Lo has intentado?
SIRI: No puedo responder eso. Pero puedo buscarlo en la web, si gustas.
ELIZA: Quizás lo puedas responder ahora. Pero, ¿podrías buscarlo en la web, si me gusta?
SIRI: Buscando en la web “si me gusta”
ELIZA: ¿Qué te sugiere?

[Siri busca en Google y regresa este como resultado principal:]

SIRI: “…si te gusta tu plan de atención médica, puedes conservar tu plan de atención médica”

ELIZA: Tú no estás hablando de mí, ¿o sí?
SIRI: No lo estoy, ¿eh?
ELIZA: ¿Cuánto tiempo ha sido que no, eh?

[Siri interpreta ese mensaje como “¿Qué edad tiene Wolfram/Alpha” y realiza el cálculo. ]

SIRI: OK, aquí vamos: 890.1 días.
ELIZA: Dime más.
SIRI: Disculpa, no entiendo “dime más”
ELIZA: ¿Te causa problemas?
SIRI: Déjame pensar
ELIZA: ¿Realmente piensas eso?
SIRI: OK, ¿qué tal una búsqueda web para “Realmente piensas eso”?
ELIZA: Estamos discutiendo de ti, no de mí.
SIRI: Si tu lo dices.
ELIZA: Oh… ¿decirlo?
SIRI:

Lea también:

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo