Balas con GPS prometen acabar con persecuciones a alta velocidad

Se calcula que muere una persona al día asociada con persecuciones a alta velocidad

Por Carlos Yepez

La policía de Estados Unidos podría dejar de participar en persecuciones de presuntos criminales a alta velocidad, gracias a la introducción de una especie de  bala con GPS integrado.

En la actualidad diversos cuerpos de la policía estadounidense están probando el funcionamiento del dispositivo conocido como Starchase, el cual estaría limitado a este tipo de persecusiones.

La última medida es para hacer una diferencia entre la manera de actuar de la policía en caso de sorprender al delincuente en el acto, de aquellas situaciones en las que no existe urgencia inmediata y es necesaria una orden judicial.

El dispositivo funciona mediante un cañón de aire comprimido en la rejilla delantera del vehículo de la policía, que se controla desde el puesto del conductor. Desde este se dispara una bala del tamaño de una lata de refresco que se incrusta en el coche que va adelante. En el momento del impacto comienza a funcionar un receptor GPS.

Según el ecomomista.es esta tecnología permitiría reducir las cifras de siniestros asociada a las persecuciones de vehículos, que causan cerca de una muerte al día en ese país. Se calcula que la mitad de estos fallecimientos corresponde a peatones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo