Redes antisociales para quienes quieren alejarse de Facebook

Por Colprensa

Las redes antisociales, aplicaciones que ayudan a evitar a la gente que no se quiere ver o que permiten odiar a ciertos “amigos”, empiezan a proliferar como una forma de contrarrestar la omnipresencia y la falta de privacidad de Facebook, Twitter, Linkedin e Instagram.

Paradójicamente las redes sociales, que han puesto en contacto a millones de personas y han modificado y modernizado la forma de relacionarse de la gente, ahora tienen una réplica que busca todo lo contrario: reducir ese ‘millón de amigos’ o ‘contactos’.

Entre las redes antisociales está la aplicación Cloak, que fue presentada recientemente. Esta herramienta, que funciona conectada a Foursquare e Instagram, rastrea dónde están los contactos que el usuario tiene en estas redes y con quienes este no quiere encontrarse, y le avisa cuando se aproximan a él o ‘conectan’, para que pueda huír.

Cloak es bastante antisocial, porque quien la utiliza puede activar una alerta para que la aplicación le avise cuando quienes considera “indeseables” están cerca. “Las grandes redes sociales pueden haber tocado techo. Mientras que este tipo de aplicaciones (antisociales) va en aumento”, advierte Chris Baker, uno de los diseñadores de Cloak.

Este programador, Baker, quien considera que “muchas personas están bloqueadas por las obligaciones que tienen en las redes sociales con gente que no les gusta”, es el padre varias plataformas de carácter antisocial.

A finales del 2013 diseñó la herramienta para Facebook ‘Hate With Friends’, que permite al usuario manifestar el odio que siente por sus “amigos” dentro de esa red social y averiguar si el rechazo es compartido.

Posteriormente, Baker desarrolló esa idea en Rather, que amplió los horizontes de unbaby.me y pasó a reemplazar cualquier contenido que el usuario prefiere no ver (no solo bebés, cadenas de oración y animales muertos) cuando entra en Facebook por otros que le resulten más atractivos.

Para el programador, estas aplicaciones “no necesariamente” tienen que considerarse antisociales, sino “depuradoras” de las redes sociales.

“Solucionan problemas sociales, son una cosa que aumenta otra. Una funda de plástico para el iPhone no va contra los teléfonos inteligentes, sólo mejora un poco su uso”, dice Baker.

Él cree que la aparición de este tipo de plataformas se debe, en parte, a la falta de privacidad en las redes sociales. Hoy muchos relatan su vida al detalle en Twitter, viven cámara en mano para publicar sus fotos en Instagram o hacen un poco de todo en Facebook, pero cada vez más gente busca justo lo contrario.

Aunque las aplicaciones que permiten el anonimato han sido fustigadas por ser plataformas para la intimidación y el acoso, sus partidarios dicen que pueden prevenir malos comportamientos.

Unbabyme

Chris Baker, uno de los diseñadores de Cloak, también participó en la creación de este programa con el que los internautas, aburridos de ver cómo sus contactos de Facebook subían constantemente fotos de recién nacidos, pueden sustituir las fotos de bebés por imágenes de las cosas que se les antojen -los gatos son la opción por defecto.

Snapchat

Es una aplicación dedicada al envío de fotos y mensajes que se destruyen a los 10 segundos. Se encuentra disponible para el iPhone, desde la App Store y Android desde la Play Store de Google, en ambas de forma gratuita (solo autorizada para mayores de 12 años). Facebook habría ofrecido USD$3,000 millones por ella.

Secret

Fue creada por dos exingenieros de Google que buscaban una forma de que sus compañeros de trabajo les dieran una retroalimentación real. Con esta aplicación, amigos y los amigos de amigos pueden compartir sus opiniones más profundas y oscuras, con todo y chismes, críticas y hasta propuestas de matrimonio.

“Es estresante la idea de crear una imagen perfecta en línea”, afirma el cofundador de Secret, Chrys Bader-Wechseler, de 30 años. “Queremos eliminar el estrés”, concluye.

Whisper

Esta plataforma, Whisper (cuchicheo, susurro o rumor), que fue lanzada en 2012, es popular entre adolescentes y veinteañeros.

Su director, Michael Heyward, de 26 años, dice que la aplicación no permite que la gente “se refugie en el anonimato para lastimar a alguien más”.

Los usuarios no pueden escribir nombres propios en sus mensajes, a menos que se trate de figuras públicas, así que alguien puede escribir “Justin Bieber” pero no “Justin, el de la clase de español”.

Hell is Other People

Scott Garner, estudiante de la Universidad de Nueva York, creó esta App que permite al usuario saber dónde están esas personas con quien no desea encontrarse. Utiliza FourSquare, las actualizaciones de las redes sociales y las coordenadas del GPS para rastrear los “check-ins” que han hecho sus ‘amigos’ y contactos indeseables, de modo que el usuario pueda establecer una ruta distinta.

Lea también

Galería: Los arcoíris más impresionantes de Instagram

Facebook Messenger introduce los grupos a su app para iPhone

¿Inversión o despilfarro? Qué viene para 5 empresas compradas por Facebook

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo