Escritorio no cede ante smartphone

Tecnología. El debate sobre si los futuros celulares podrían desbancar los puestos de trabajo comienza a generarse

Por Publimetro Colombia

Hugo Barra no habla árabe. Sin embargo, cuando viaja a Oriente Medio, ya no tiene que depender de las frases de un libro guía para comunicarse con la población local, en su lugar, deja que su smartphone hable por él. Su celular es su asistente de viaje y el procesador.

Bienvenido al mundo smartphone. Millones de consumidores ya utilizan teléfonos inteligentes y para el año 2016  mil millones de personas en todo el mundo serán propietarias de estos teléfonos que en muchos casos tienen minicomputadores, según un nuevo informe de Forrester Research.

Hugo Barra piensa que su teléfono es un indicador del futuro. Como director de Google para la Gestión de Productos para Android y quien está liderando la transformación de una empresa común a la compañía móvil. También opina que “la computación se está alejando del escritorio tradicional y está pasando a los teléfonos móviles y las tabletas”, explicó Barra. 

2011 fue crucial, pues se vendieron más teléfonos inteligentes que computadoras. Sin embargo, el escritorio no está muerto todavía. “Usted todavía desea escribir documentos largos en un equipo”, señaló el futurólogo, Chris Carbone. “Sin embargo, el PC también va a cambiar por voz de comando”. 

Rohit Talwar, director ejecutivo de la empresa Fast Future, comentó que el futuro móvil solo es una falacia. “Tú y yo todavía necesitamos un lugar para sentarnos a trabajar“, comentó. 

“No somos muy eficientes cuando trabajamos con un equipo móvil. Y la forma en  cómo la tecnología está pasando a los dispositivos, los  hace cada vez más grandes. Pronto tendremos monitores de pantalla plana en nuestras paredes”, dijo Talwar. 

De hecho, mientras que el escritorio siga siendo nuestro caballo de batalla favorito, los teléfonos móviles se convertirán en SuperSiris. “Nuestros móviles estarán monitoreando nuestras vidas y las conversaciones, incluso sugiriéndonos lo que debemos decir”, concluyó Talwar.

Elisabeth Braw/Mwn

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo