Leyendas y mitos urbanos sobre las motos

Para ser un motero enterado.

Leyendas y mitos urbanos sobre las motos

Hablar con desconocimiento es uno de los grandes problemas, vamos pasando ideas erróneas que quedan en la gente y confundirán a más de uno. Por eso, analizaremos algunas de las cosas que se escuchan en la calle sobre las motos ¿cierto o falso?, descúbralo aquí.

“Las motos son peligrosas”

Vivir es un constante peligro: andar en carro, bus, avión o bicicleta, salir a correr o ir a un parque de diversiones, hacer aseo en casa, etc. Todo tiene su riesgo si no se toman las precauciones correctas; en el caso de las motos, lo indispensable es tener inteligencia vial, siempre contar con los elementos de seguridad, una revisión mecánica correcta, ser un conductor prudente, pensar en los demás y en usted mismo reducirá en gran medida el riesgo.

“las motos son imperceptible para los radares de velocidad”

Esto es totalmente falso. Sin importar el tamaño, estos radares están hechos para captar el exceso de velocidad de cualquier tipo de vehículo, así que no se fie y evité ganarse una multa.

“Los moteros son bad boys

Los estereotipos que nos han vendido en las películas donde los moteros son irresponsables, rebeldes sin causa o tienen ingresos de dudoso proceder, no se acercan a la realidad. Esas etiquetas son falsas, en la actualidad existen muchos conductores que se han encargado de que los dueños de estos vehículos tengan códigos y se gesten valores, a manera personal o en colectivos de rodadas. Lo cierto es que si se ven muy bien en sus máquinas.

“El que monta bicicleta, sabe manejar moto”

¡Falso! A pesar de que la moto es una evolución de la bicicleta, la diferencia es enorme; aprender a hacer que estas máquinas arranquen correctamente, no es tarea fácil: hacer cambios, estar pendientes de clutch, usar los controles, cambiar las llantas, levantarla del suelo si se cae, entre mil cosas más, hace que aprender a manejarlas lleve tiempo y kilómetros de viaje, no es solo cuestión de equilibrio.

“Las motos caras y grandes son mejores”

La lógica nos diría que sí, pero lo cierto es que como todo en la vida, muchas veces se paga por el nombre de la marca o el diseño de moda, pero tener la moto de sus sueños vale todo. En cuanto al tamaño, depende de la experticia, es mejor ir paso a paso para minimizar los accidentes, adquirir las bases adecuadas e ir dominando los distintos tamaños.

“El pase para moto no es tan importante”

Este mito es de los más populares y quienes lo siguen tienen infinidad de excusas, pero lo cierto es que NO SE PUEDE andar sin pase, es un acto totalmente irresponsable, a nivel de seguridad vial como legal, además, en caso de un accidente, nadie está obligado a pagarle absolutamente nada por los daños causados.

Estos solo algunos de los mitos que se escuchan en las calles, muchas personas hablan por hablar, pero no tienen la información de primera mano para entablar juicios, por eso asesórese y pregúntele a los que saben sobre este tema.

Loading...
Revisa el siguiente artículo